Agro  

España debe reforzar el apoyo a la economía azul, según Alternativas

España debe reforzar el apoyo a la economía azul, según Alternativas


El “Informe de Sostenibilidad: Oportunidades, desafíos e indicadores de Economía azul«, presentado durante el Congreso Nacional del Medio Ambiente, destaca que es «imprescindible» que el tejido empresarial vinculado al mar tenga más apoyo.

Propone iniciativas como la creación de empresas emergentes o “start ups” relacionadas con el agua, promover sinergias y colaboraciones entre las diferentes iniciativas o un tratamiento fiscal favorable a las inversiones privadas que redunden en una mejora económica. En ese sentido jajadestaca la modernización de la flota pesquera, la mejora de la infraestructura de depuración de aguas, las inversiones enfocadas a transformar la agricultura tradicional en cultivos de “precisión” y la construcción de plantas de salinización🇧🇷

También sugiere el inicio de nuevos proyectos hidroeléctricos y la modernización de industrias portuarias y de astilleros como el “eje principal” del crecimiento.

Foto de archivo de algas verdes en Francia. EPHEAGRO/Gildas Raffenel

Las actividades de la economía azul proporcionan 5,4 millones de puestos de trabajo directos en la Unión Europea.

Generan entre 500.000 y 650.000 millones de euros de facturación, según el estudio.

Conflictos entre sectores

La Fundación concluye que es necesario incrementar la cooperación entre los sectores económicos implicados para reforzar la protección del medio marino y amortiguar el impacto ambiental de las diferentes actividades, entre ellas el turismo.

En este sentido, subraya la necesidad de avanzar en la aprobación de planes para la ordenación del espacio marítimo de las cinco demarcaciones marítimas españolas.

Uno de los puntos más controvertidos en cuanto a la compatibilidad de la energía eólica con la pesca.

En el caso de la pesca, el estudio defiende el reconocimiento del valor histórico y tradicional y su papel como fuente de proteínaprecisamente para evitar conflictos.

También aboga por la gestión y la gobernanza de los océanos a través de las Organizaciones Internacionales Regionales de Pesca (OPR) y una mayor colaboración entre pescadores y científicos para continuar avanzando en artes más selectivos y minimizar el impacto de la flota en los ecosistemas.

Por otro lado, defiende el fomento del desarrollo de nuevas tecnologías para la búsqueda de combustibles menos contaminantes compatibles con la pesca.

Además, defiende el uso de fondos europeos para ajustar la capacidad de la flota y aumentar los esfuerzos para poner en valor los productos pesqueros como fuentes de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.