Agro  

España recurre las vedas de pesca al alegar deficiencias de fondo y de forma

España recurre las vedas de pesca al alegar deficiencias de fondo y de forma


El Gobierno de España ha presentado este lunes ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), mediante registro electrónico, un recurso de anulación del Reglamento que prohíbe la pesca de fondo en 87 zonas de la plataforma atlántica, alegando que existen deficiencias en la «sustancia y forma».

Este recurso, que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ya adelantó este viernes a Efeagro, alega que la medida es «desproporcionada, no ha tenido en cuenta los posibles impactos sobre la flota pesquera y vulnera los principios de Política Pesquera Común buscar un equilibrio entre la protección de la biodiversidad marina y el mantenimiento de la pesca sostenible», según un comunicado.
España expone en su denuncia las razones fundamentadas por las que considera que debe dejarse sin efecto esta norma de desarrollo, que vulnera lo dispuesto en el Reglamento 2016/2336 (“Reglamento de Base”), así como el principio de proporcionalidad.

El Gobierno entiende que la medida impugnada «no es coherente» con los objetivos que se persiguen (la «necesaria» protección de los recursos pesqueros y la actividad pesquera sostenible) y que están recogidos tanto en la normativa de base como en el resoluciones aprobadas por la asamblea general de las Naciones Unidas y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
Entiende que no lo hace porque el objetivo establecido es la protección de los ecosistemas marinos vulnerables, así como de las zonas donde sea posible que existan, de los efectos negativos «considerables, importantes o significativos» que pudieran tener determinadas artes de pesca. antecedentes.

Vista desde un arrastrero. Archivo Efeo / Judith Mora

El Gobierno considera que la falta de proporcionalidad «se hace evidente» en el caso de los artes de fondo fijo, cuyo impacto adverso significativo “no fue establecido ni por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) ni por la Comisión Europea, y cuya actividad no fue tenida en cuenta a la hora de diseñar posibles escenarios de acción».
La concepción «errónea» de esta normativa lleva a la «paradoja» de que, a pesar de haber sido concebida para atender las circunstancias específicas que se dan en las pesquerías de arrastre de fondo, han sido los palangres y otros artes de fondo fijo los que se han visto «seriamente afectados privados de sus caladeros habituales», según el MAPA.

Por su parte, la pesca de arrastre, que faena hasta los 400 metros de profundidad, “está poco afectada por esta normativa”.
Entre otros argumentos, la demanda también cuestiona la proporcionalidad del sistema de determinación de las zonas de ecosistemas marinos vulnerables o que la mejor información disponible, como la de proyectos como Indemares e Intermares.

Asimismo, la acción cuestiona que el reglamento de base pueda establecer una prohibición indiscriminada entre los distintos artes, sin que ello vulnere lo dispuesto en la Política Pesquera Común y, una vez más, el principio de proporcionalidad.
En cualquier caso, España seguirá, paralelamente a la tramitación judicial de la reclamación, trabajando y colaborando con la Comisión Europea para lograr una solución «lo antes posible para que el sector pesquero español y comunitario no se vea afectado por esta injusta situación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.