Agro  

La mesa navideña echa un pulso a la inflación con la compra anticipada como aliada

La mesa navideña echa un pulso a la inflación con la compra anticipada como aliada


El 67% de los españoles prevé anticipar las compras de carne, pescado y marisco para las fiestas navideñas, con el fin de salvar las mesas navideñas del «cansancio» por el aumento récord de los precios de los alimentos, ya que llenar la nevera es ahora un 15,4% más caro que hace un año.

Estos son datos de un estudio de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) en el que la mitad de los encuestados respondieron que, en general, adelantarán todas sus compras navideñas.

En este momento, y a pesar de la incertidumbre y de que algunas fuentes ya hablan de una «crisis de consumo», todos los estudios de consumo confirman que el espíritu navideño superará la inflación, pero requerirá mayor reflexión y anticipación para evitar pasarse del presupuesto o incurrir en gastos superfluos.
La consultora Shopper View de Aecoc, Marta Munné, señala a Efeagro que pese a un estado de opinión de “moderado optimismo financiero”, el 70% de los consumidores dice que gastará igual o más que el año pasado.

Habrá que ver si la situación de los precios hace que parte de este gasto se traslade a la casa y se convierta en una Navidad más “casera” de lo que cabría pensar tras dos años de pandemia, explica la especialista.

En cualquier caso, lo que se percibe ya es un consumidor más atentos y en busca de ofertas y promocionesque definitivamente marcará tu gasto en estas fechas.

Desde Kantar Worldpanel dibujan una situación muy similar; Si hasta octubre los productos más vinculados a las mesas navideñas como la carne, el marisco, el vino o el cava seguían «muy condicionados» por la «gestión reflexiva y de control» de la cesta de la compra, es de esperar que sus compras se anticipen para evitar más aumentos de precios antes de Navidad.

El especialista en retail de esta consultora, Bernardo Rodilla, señala en declaraciones a Efeagro que el término clave es «planificar» para una campaña que ya se vislumbra en algunos ámbitos como el aumento de los productos del mar congelados, a pesar de los datos de la confianza de los compradores se están asimilando a los de otros años de crisis como 2012 o 2013.

Si finalmente el consumidor opta por un “refugio” más en casa, “se abre una oportunidad para el retail”, vaticina, aunque en su opinión todavía habrá que esperar para ver cómo puede gestionar finalmente un presupuesto limitado.

Últimas compras en una frutería del Mercado de la Boquería de Barcelona para la cena y comida de Navidad. EFE/Toni Albir

El clásico estudio de hábitos navideños de Deloitte, presentado esta semana, también concluye que el espíritu navideño se enfrenta a una fuerte inflación y el gasto de los hogares se mantendrá sin cambios, aunque prevé una recuperación superior al 3% en alimentos y bebidas y muy superior, desde el 29%. , en ocio y restauración.

La socia de esta consultora especializada en consumo y distribución, Victoria Larroy, asegura a Efeagro que la inflación está configurando un “comprador mucho más reflexivo que busca el mejor precio y ofertas, dedica más tiempo a buscar sus productos y compra lo esencial”.

Ha pasado el tiempo, garantías, que»compró más y desperdició” porque las circunstancias obligan a comprar lo “necesario” y “antes”, lo que en el caso de la alimentación se traduce en comprar los productos más premium para congelar.

En definitiva, según sus conclusiones, “los consumidores se esforzarán para que las cenas navideñas no sufran inflación”.

Y es que cuando aún falta más de un mes para las fechas marcadas en rojo en el calendario, durante semanas se pueden encontrar en los lineales productos típicamente asociados a estas festividades, una extensión de la campaña que, por tanto, también implica más consumo de productos de indulgencia o caprichos navideños.

Por ejemplo, en los supermercados DIA priman clásicos como el turrón de chocolate, el mini panettone y los más innovadores como el pepperoni en lata relleno de queso, según informan fuentes de la cadena.

La campaña navideña se alarga mientras los presupuestos bajan y los precios siguen subiendo, una ecuación que, por ahora, se responde con un clásico: investiga, compara y compra con tiempo, porque como dice el refrán, «Quien guarda, piensa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.