¿Abanderado en París? Es difícil de expresar con las palabras de la RAE

¿Abanderado en París? Es difícil de expresar con las palabras de la RAE

“El éxito es llegar al día ‘D’ y ser la mejor versión de uno mismo”, afirmó el remero, que auguró 5 medallas al piragüismo español en los Juegos.

MADRID, 11 de febrero (EUROPA PRESS)-

El remero Marcus Cooper Walz, campeón olímpico y subcampeón en Río 2016 y Tokio 2020, admitió que “es difícil expresar” lo que sentiría si fuera el abanderado de la Selección Olímpica Española en la ceremonia inaugural de los Juegos de París , que tendrá lugar el día 26 de julio, y augura 23 medallas para la delegación nacional, cinco de ellas en piragüismo.

A veces dejo volar mi imaginación y me veo llevando la bandera, pero estoy igualmente emocionado y humilde al respecto, y hasta que no se confirme oficialmente no cantaré la victoria. Para mí, eso significaría, bueno, es difícil «Vaya, me faltan palabras para eso», afirmó el embajador del programa ‘Talento a Bordo’ para la Península Ibérica en una entrevista con Europa Press en París.

El tiempo pasó volando para Marcus Cooper desde aquella histórica plata en el K-4 500 metros -compuesta también por Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade- en Tokio 2020, y más aún desde el oro olímpico en Río de Janeiro, cuando fue un joven desconocido, impulsado por la beca ‘Podio’ de Telefónica.

“Parece que fue ayer cuando aterrizamos desde Tokio, pero desde el primer día ya estaba compitiendo. Para mí, el primer entrenamiento del año ya cuenta igual que el anterior y estoy pensando todo el tiempo en París», reveló en el décimo piso de un hotel cerca de la Torre Eiffel y su sueño de un Tercera medalla en los Juegos.

A pesar de las dos medallas olímpicas, Cooper Walz cree que lo único que ha cambiado es su confianza, sabiendo que el trabajo trae recompensa. «La lección que aprendí es que vale la pena el esfuerzo. Porque sé que los resultados vienen después. Tengo esta experiencia de conocer mis virtudes, mis defectos, lo que valgo y cómo entrenar», explicó.

Para él, las medallas son “algo simbólico”, aunque representan todo lo que luchó por obtener. “Realmente no me gusta medir el éxito en medallas, en una recompensa tangible, pero el verdadero éxito está en pasar esa prueba del día ‘D’ y ser la mejor versión de uno mismo. Podemos ser la mejor versión de ti, pase lo que pase», dijo.

«VAMOS CON EL EQUIPO MÁS PODEROSO DE ALGUNOS PARTIDOS»

Los piragüistas españoles ganaron 13 medallas en el último Mundial, en Duisburgo (Alemania), y serán una de las estrellas de la delegación nacional que viajará a París el próximo verano. “Me gusta presumir de que el piragüismo es el ‘deporte rey’ en cuanto a número de medallas olímpicas en estos dos últimos Juegos. Estamos navegando a un nivel histórico en España y podemos acabar siendo el mejor deporte de París”, afirmó. El esperó.

En este sentido, el remero de origen británico acepta esa “presión” como algo “positivo”. «En mi grupo lo aceptamos muy bien. Somos los primeros en presionarnos. Porque sabemos que valemos la pena y que lo podemos conseguir. Está claro que en piragüismo estamos haciendo las cosas bien. Iremos». con uno muy potente a París, quizás el más potente con el que ha ido a unos Juegos. Yo apostaría por 5 medallas en piragüismo, que es mucho”, vaticinó.

A nivel individual, el bicampeón olímpico también entiende que la atención se centra en su actuación en París. «Siento mucha presión. Ya se espera que mi equipo y yo volvamos con al menos una medalla. Pero acepto y me gusta mucho esta presión. Yo mismo soy el primero en presionarme y el primero en decir con orgullo de que «tiene el objetivo más ambicioso de su vida: volver con dos éxitos. Es un reto gestionar esa presión, esos nervios y esas sensaciones que son intrínsecas a un deportista de élite», argumentó.

Además de los resultados en el canal de piragüismo de Vaires sur Marne, España, según él, romperá el histórico ‘techo de cristal’ de los Juegos de Barcelona 92 ​​y sus 22 medallas. “España volverá con 23 medallas, exactamente, de París. De estas 23 medallas, 5 serán del piragüismo”, insistió convencido el ‘abanderado’ de las esperanzas nacionales y metálicas en París 2024.