Casi cuatro de cada diez empresas elevan su nivel de rotación laboral, sobre todo las de hostelería

Casi cuatro de cada diez empresas elevan su nivel de rotación laboral, sobre todo las de hostelería


Santander, 14 de noviembre (Diario de Cantabria) –

Casi cuatro de cada diez empresas, en concreto el 38,5%, ha tenido aumentos en sus niveles de rotación de personal en el último año, mientras que solo el 6,5% los ha reducido, principalmente por la “internalización” de la plantilla tras la entrada en vigor del mercado laboral. reforma (42,7%), mayor flexibilidad (23,5%) o mejora del clima laboral (19,9%), según un estudio de Randstad entre 4.800 empresas de todos los sectores de actividad.

El grupo de recursos humanos señala en este estudio que el aumento de la rotación de personal entre casi cuatro de cada diez empresas se debe al cambio de patrón que se produjo tras la pandemia.

Así, entre las causas que provocan el aumento de la facturación, destaca el mayor número de oportunidades laborales existentes en otras empresas para los trabajadores (77,2%), seguido del riesgo de trabajar en un determinado sector como consecuencia de la pandemia y los cierres forzosos (31 %).

En menor escala, es imposible atender las demandas de los trabajadores por parte de los empleadores, tanto las demandas salariales (24,1%) como las destinadas a mejorar las condiciones de flexibilidad como el teletrabajo (23,3%).

Aún teniendo en cuenta estos datos, Randstad destaca que más de la mitad de las empresas (55%) mantuvieron niveles de facturación “aproximadamente estables” durante el último año, principalmente por la ausencia de cambios en las condiciones laborales dentro de la empresa, pero también en el de la competencia.

Según Randstad, la facturación media anual de las empresas españolas se situó en el 17% en 2022, aunque este valor varía mucho según las regiones, con un intervalo que supera ampliamente los diez puntos entre las comunidades autónomas con mayores y menores niveles de facturación.

Estas diferencias entre regiones responden, según el estudio, a factores sectoriales y de otro tipo vinculados al diferente dinamismo de los flujos de empleo. Los mayores niveles de rotación laboral se encuentran en Andalucía (23,7%), Navarra (23,2%) y Murcia (22,7%).

Le siguen Castilla-La Mancha (21,1 %), Baleares (20,3 %), Galicia (18,8 %), Castilla y León (18,7 %), Cantabria (18,4 %), Extremadura (18 %) y La Rioja (17,8 %). %). 🇧🇷

Con tasas por debajo del 17% de la media nacional se encuentran Cataluña (16%), Madrid (15,6%), Asturias (15,2%) y Aragón (14,3%), mientras que las tasas más bajas de rotación de mano de obra corresponden a Canarias (13,6%). ), Comunidad Valenciana (11,7%) y País Vasco (9,1%).

DOS DE TRES EMPRESAS DE HOSPITALIDAD AUMENTAN LA FACTURACIÓN

El informe muestra que la rotación laboral no está evolucionando de forma homogénea por sectores, ya que existen «grandes disparidades» entre ellos, dependiendo, entre otros factores, de su nivel de exposición a la crisis económica y laboral generada por la pandemia.

Así, en el caso de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis del Covid, casi dos de cada tres empresas (63,7%) vieron aumentar su rotación de plantilla en el último año.

En el otro extremo están las actividades que o bien se han convertido en un sector de acogida para los profesionales de los sectores más afectados, como la construcción, o bien se han perfilado como sectores atractivos en los últimos años, como la información y las comunicaciones. En ambos casos, menos del 30% de las empresas de ambos sectores vieron crecer su facturación en el último año.

Cercano a estos dos sectores se encuentra el comercio, en el que solo el 31,2% de las empresas vio un aumento en la rotación laboral en los últimos doce meses, según Randstad.

Dentro del ‘top 15’ de actividades económicas con mayor rotación de mano de obra, el informe incluye la industria del cuero y calzado; la fabricación de ropa; la industria de la madera; la industria de alimentos y bebidas; servicios de alimentos y bebidas; Servicios de alojamiento; transporte marítimo; otros servicios personales; juegos de azar, publicidad e investigación de mercado.

En el otro extremo, con las tasas de rotación laboral más bajas, se encuentran actividades económicas como la metalurgia; la fabricación de otros materiales de transporte; la industria farmacéutica; la fabricación de equipos eléctricos; I+D; telecomunicaciones; actividades mineras; educación y seguros, entre otros.

En cuanto a las expectativas de las empresas sobre cómo evolucionará la rotación de la plantilla en el próximo año, una cuarta parte de ellas (25,1%) espera que su nivel de rotación aumente, mientras que solo el 8,7% espera una disminución.

«La tendencia general es de crecimiento en la facturación global durante el próximo año», dice Randstad. Sin embargo, casi dos tercios de las empresas (66,2%) creen que sus niveles de ingresos actuales se mantendrán relativamente estables durante los próximos doce meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.