El corredor de hidrógeno verde de España, Francia y Portugal costará 2.850 millones y estará listo en 2030

El corredor de hidrógeno verde de España, Francia y Portugal costará 2.850 millones y estará listo en 2030

El proyecto pretende financiarse al 50% con fondos europeos

ALICANTE, 9 (Diario de Cantabria)

El proyecto H2Med, que será el primer “gran corredor del hidrógeno de la Unión Europea” y conectará Portugal y España con Francia para transportar este vector energético, tendrá un coste total de unos 2.850 millones de euros.

En concreto, de esta cantidad total, en torno a 2.500 millones de euros corresponderán al nuevo hidroducto submarino que se construirá entre Barcelona y Marsella, según anunció el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien indicó que pretende captar fondos europeos para financiar 50% del costo.

Además, habrá que sumar unos 350 millones de euros para el tramo entre Celorico da Beira y Zamora, que corresponde a la parte del proyecto entre Portugal y España.

En una declaración conjunta en Alicante en el marco de la IX Cumbre Euromediterránea EU-MED9, Sánchez, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente del Gobierno de Portugal, António Costa, que contó con el apoyo al proyecto del presidente de la CE, Ursula von der Leyen, destacó que H2Med es “un ejemplo de cómo tres países dan una respuesta solidaria y comprometida a la crisis energética”.

El presidente del Gobierno español ha señalado que el objetivo es que la infraestructura esté «terminada y operativa» en 2030 y permita exportar el 10% del total -unos 2 millones de toneladas anuales- del consumo de hidrógeno renovable objetivo estimado por la Unión Unión Europea, que asciende a unos 20 millones de toneladas entre producción propia (10 millones de toneladas) e importaciones (10 millones de toneladas).

Además, Sánchez ha destacado que este acuerdo supone «un paso adelante» para la suficiencia energética europea, ya que en octubre se desbloqueó el proyecto de interconexión con Francia, tras enterrar el anterior proyecto MidCat, tras «el chantaje de Putin y la guerra de Ucrania».

Asimismo, ha destacado la apuesta de España por la apuesta europea por el hidrógeno renovable, donde el país aspira “a ser un referente europeo y mundial.

LA PENÍNSULA, “UNO DE LOS GRANDES CENTROS DE LA UE.

Por su parte, Von der Leyen mostró el pleno apoyo de la Unión Europea a un proyecto basado en el hidrógeno, que “cambiará la historia de Europa y será una parte crucial de nuestro sistema energético”.

“El proyecto claramente va por buen camino y los invito a solicitar fondos de la UE. Esto es solo el comienzo, pero es un comienzo muy prometedor. La Península Ibérica será uno de los grandes centros energéticos de la Unión Europea”.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, que insistió en la necesidad de que el corredor del hidrógeno sea «considerado un proyecto de interés común y capaz de aspirar a estos fondos europeos», garantizó que H2Med es «plenamente coherente» con la estrategia francesa de » reducir las emisiones y abandonar progresivamente los combustibles fósiles”, así como los objetivos de industrialización y soberanía y autonomía energética.

Por su parte, el presidente del Gobierno portugués, António Costa, advirtió que este proyecto permitirá a Europa “cambiar la tendencia” y “reforzar” la posición de la Península Ibérica como productora y exportadora de energía al resto de Europa. «Es un muy buen ejemplo de cómo tres estados saben cómo cooperar entre sí para beneficiar a toda la UE», agregó.

PRESENTACIÓN DE LA SOLICITUD DE AYUDA ANTES DEL 15 DE DICIEMBRE.

Con esta puesta en marcha del proyecto, los tres países lo presentarán al llamamiento de ayuda de la Comisión Europea, cuyo plazo finaliza el próximo 15 de diciembre, para ser considerado proyecto de interés común (PCI), lo que permitirá al corredor optar a instrumentos de financiación comunitaria, como el mecanismo «Conectar Europa».

En este sentido, Sánchez ha subrayado que el objetivo es financiar con este dinero europeo hasta el 50 % del coste del proyecto de conexión submarina con Marsella, que se centrará así en el hidrógeno verde, descartando así su operatividad para transportar gas natural.

DOS LÍNEAS, UNA DE PORTUGAL A ESPAÑA Y UN SUBMARINO A FRANCIA.

H2Med constará de dos rutas: la que conectará Portugal con España (Celorico-Zamora) y el nuevo hidroducto submarino entre Barcelona y Marsella (BarMar) para conectar la Península Ibérica con Francia.

El primer tramo entre Celorico y Zamora, que costará alrededor de 350 millones de euros, deberá estar terminado en un plazo de unos cuatro años, incluidos unos 26 meses para obtener los permisos respectivos.

En el caso de BarMar, su plazo estimado de ejecución será de 56 meses, incluidos 26 meses para la obtención de licencias, estando previsto el inicio de obras para 2025.

En el proyecto del corredor verde del hidrógeno participan los operadores de redes de transporte de gas (TSO) de los tres países: Enagás (España), REN (Portugal) y GRTGaz y Terega, por Francia.

Para la infraestructura submarina a través del Mediterráneo entre España y Francia se han considerado tres rutas posibles, aunque la más óptima es una ruta con una longitud máxima de 455 kilómetros, con una profundidad máxima de 2.557 metros.

España ha hecho de la promoción del hidrógeno renovable una estrategia nacional. De hecho, la hoja de ruta para 2030 prevé que estos 4 gigavatios (GW) de potencia instalada de electrolizadores, que un mínimo del 25% del consumo de hidrógeno de la industria sea renovable y la implantación de hidrogeneras, trenes y vehículos de transporte pesado alimentados con este producto. , aunque previsiblemente estos objetivos se planteen en la actualización del PNIEC en el que trabaja el Gobierno.

Una muestra del interés existente por el hidrógeno ‘verde’ es la carrera existente de todas las grandes energéticas del país por el desarrollo de proyectos.

Así, la semana pasada, Cepsa inició sus planes para construir en Andalucía el mayor proyecto de hidrógeno verde de Europa con una inversión de 3.000 millones de euros.

Este Valle del Hidrógeno Verde andaluz supondrá la puesta en marcha de dos nuevas plantas, con una capacidad de 2 GW y una producción de hasta 300.000 toneladas de hidrógeno verde, en sus Parques Energéticos Campo de Gibraltar (Cádiz) y Palos de la Frontera (Cádiz) . Huelva). Además, el proyecto irá acompañado de una inversión adicional de 2.000 millones de euros destinados al desarrollo de una cartera de proyectos de 3 GW de energía eólica y solar para la generación eléctrica renovable.

Por su parte, Repsol lidera el proyecto Shyne, en el que prevé destinar inversiones de más de 2.200 millones de euros, que tiene como objetivo instalar 500 MW en 2025 y 2 GW en 2030.

Además, este proyecto pretende crear un ecosistema que conecte las grandes iniciativas regionales en torno al hidrógeno que ya se están poniendo en marcha, como el Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), el Valle del Hidrógeno de Cataluña y el Valle del Hidrógeno de la Región de Murcia. Junto a Repsol, Shyne también incluye empresas como Enagás, Navantia, Sidenor y Tubacex, entre otras.

Por su parte, Iberdrola ha puesto en marcha, junto con Fertiberia, un proyecto integral que incluye el desarrollo de 800 MW de hidrógeno verde con una inversión de 1.800 millones de euros hasta 2027.

Además, la compañía eléctrica fue contratada para construir y operar durante 10 años un generador de hidrógeno, que será utilizado por los autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y otras flotas e industrias en el polígono industrial de la Zona Franca.

Endesa también desarrollará instalaciones de generación de hidrógeno verde en As Pontes (Galicia), gracias al proyecto que impulsa de hasta 100 MW de electrolizador.

Asimismo, Naturgy tiene una alianza con Exolum denominada ‘Win4H2’ para desarrollar una red de 50 plantas de hidrógeno en todo el país.