El Gobierno y la banca acuerdan medidas para ayudar a más de un millón de hipotecados

El Gobierno y la banca acuerdan medidas para ayudar a más de un millón de hipotecados
717705.1.260.149.20221121234646

Tanto las familias más vulnerables como las clases medias se verán beneficiadas

Santander, 21 de noviembre (Diario de Cantabria) –

El Gobierno y el sector bancario han llegado a un acuerdo sobre las medidas que adoptarán para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euribor, preservando la estabilidad financiera, informa el Ministerio de Hacienda Asuntos Económicos y Transformación Digital.

La negociación que mantiene el Gobierno con las patronales bancarias (AEB, CECA y UNACC) y con el Banco de España sigue abierta, a falta de ultimar los detalles finales, pero se espera que el Consejo de Ministros apruebe este martes. justa la ampliación del catálogo de medidas a las que podrán acceder los particulares para reducir efectivamente su carga hipotecaria y tener más seguridad en su nivel de gasto a medio y largo plazo, pudiendo elegir la medida que mejor se adapte a sus necesidades y situación financiera

En concreto, el paquete de medidas actuará en tres frentes: mejorar el trato a las familias vulnerables, abrir un nuevo marco de actuación temporal para las familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos, y adoptar mejoras para facilitar la amortización anticipada de los préstamos y tasas fijas de conversiones de hipotecas.

Para los deudores hipotecarios vulnerables (con ingresos inferiores a 25.200 euros anuales, el triple del IPREM), se ampliará y reforzará el Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012, para que puedan reestructurar préstamos hipotecarios con reducción del tipo de interés durante el periodo de carencia de 5 años (hasta el Euribor -0,10%, desde el Euribor actual +0,25). Asimismo, se ampliará a 2 años el plazo para solicitar el pago de la vivienda en especie y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración, en caso de ser necesario.

Los hogares con ingresos anuales inferiores a 25.200 euros que dedican más del 50% de sus ingresos mensuales al pago de la hipoteca pero que no cumplen los criterios actuales de incremento del 50% del esfuerzo hipotecario pueden beneficiarse del Código con un período de carencia de 2 años, menor tasa de interés en el período de carencia y extensión del plazo hasta en 7 años.

“Esta medida es necesaria para que aquellas familias que, como consecuencia de la subida de los tipos de interés, alcancen niveles excesivos de estrés hipotecario que les obliguen a reducir gastos básicos y comprometan los pagos hipotecarios, puedan recibir un tratamiento adecuado”, explicó Economía en nota de prensa. .

A modo de ejemplo, el Ministerio indicó que la aplicación de estas medidas permitirá que una familia con una hipoteca de 120 mil euros y una cuota mensual de 524 euros tras la revisión de tipos de interés vea reducida su prestación durante el periodo de carencia de 5 años por más del 50%, hasta 246 euros.

AYUDAR A LAS CLASES MEDIAS EN RIESGO DE VULNERABILIDAD

Por otro lado, se propone un nuevo Código de Buen Gobierno para paliar a los deudores de clase media en riesgo de vulnerabilidad por el aumento de las cuotas hipotecarias, facilitando una adaptación más paulatina de los hogares al nuevo entorno de tipos de interés.

Familias con rentas anuales inferiores a 29.400 euros (tres veces y media el IPREM) e hipotecas suscritas a 31 de diciembre de 2022 que tengan una carga hipotecaria superior al 30% de sus rentas y que hayan ascendido a menos del 20%.

Las entidades financieras deben ofrecer a todos estos casos la posibilidad de congelar la cuota por 12 meses, menor tasa de interés sobre el principal diferido y extensión del plazo del préstamo hasta por 7 años.

Asimismo, Economía anunció que se reducirán aún más los gastos y comisiones para facilitar el paso de tipo variable a tipo fijo, por lo que a lo largo de 2023 se eliminarán en ese sentido las comisiones por amortización anticipada y alteración de préstamos hipotecarios.

También se incluirán medidas para promover la educación financiera y se reforzará el seguimiento de la aplicación de ambos códigos.

MEMBRESÍA VOLUNTARIA PERO CUMPLIMIENTO OBLIGATORIO DESPUÉS DE LA SUSCRIPCIÓN

Los dos Códigos de Buenas Prácticas serán de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras, que estarán obligadas a su cumplimiento una vez suscritos. En caso de cesión de crédito a terceros, las entidades bancarias deberán garantizar la protección de este catálogo de medidas en caso de cesión de crédito a terceros.

Las entidades financieras podrán adherirse a los Códigos de forma inmediata y el objetivo es que el conjunto de medidas adoptadas esté disponible a partir del 1 de enero de 2023.

Actualmente hay 3,7 millones de hipotecas referenciadas al Euribor. “Gracias a las medidas de protección de la renta ya la caída del stock de crédito, las familias tienen una situación financiera más sana, con más ahorros y menos deudas que en el pasado. , el plazo residual medio se redujo a 10 años en 2021 y el porcentaje de hogares que dedican más del 40% de su renta disponible al pago de la hipoteca ha disminuido sustancialmente en los últimos años”, destaca el Ministerio.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.