El potencial de los fondos para desestabilizar la economía en España es «limitado», según Banco de España

El potencial de los fondos para desestabilizar la economía en España es «limitado», según Banco de España

MADRID, 6 de diciembre (EUROPA PRESS)-

El Banco de España indicó en la edición de otoño del Financial Stability Review que el peso de los fondos de inversión en el sistema financiero total es inferior al del conjunto de las principales economías mundiales y, en consecuencia, el potencial de los fondos de inversión españoles para afectar y Desestabilizar el sistema es más “limitado”.

Además, destaca que un porcentaje «altísimo» de los fondos de inversión abiertos en España están muy regulados, sujetos a la regulación OICVM, que limita estructuralmente el riesgo.

Esta conclusión se produce tras constatar que en el panorama internacional los fondos de inversión de tipo abierto están suscitando un interés creciente desde el punto de vista de la estabilidad financiera y que, hasta ahora, las autoridades se habían centrado en su regulación desde una perspectiva principalmente individual o microeconómica y en la protección de inversores. .

Sin embargo, el artículo apunta al creciente peso de los fondos en el sistema financiero para hacer frente a potenciales riesgos derivados de descalces de liquidez, apalancamiento o interconexiones con el resto del sistema financiero; es decir, abordar el debate desde una perspectiva macroprudencial.

En este sentido, cabe destacar que, en el caso español, los fondos de inversión ya cuentan con un gran número de herramientas que contribuyen a medir, monitorear y mitigar los posibles riesgos de los fondos de inversión a nivel individual, lo que, en conjunto, también beneficia la estabilidad.

Por otro lado, el artículo señala que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), como supervisora, también dispone de herramientas para poner en marcha medidas adicionales.

Asimismo, se centra en que, si bien España ya está ampliamente alineada con las recomendaciones y directrices propuestas, existe una voluntad proactiva de trasladar al marco normativo español todos los posibles cambios o mejoras que sean necesarios a la luz de los textos finales. acordado internacionalmente.

Vinculado a esto, precisa que, en relación con el marco regulatorio español existente, el diseño de la política macroprudencial en el ámbito no bancario se encuentra en sus primeros pasos y carece actualmente de un paraguas que integre todos los elementos que deben configurarse. dicha política.

Estos elementos incluyen un diseño adecuado de los procesos de evaluación de riesgos que tengan en cuenta las interrelaciones con el sistema financiero en su conjunto, la evaluación de la eficacia y eficiencia de las herramientas orientadas a los objetivos a perseguir, y los modelos de evaluación, coordinación interna y toma de decisiones, que son importantes en tiempos de alto riesgo.