Fitch confirma el rating ‘A-‘ con perspectiva estable de España

Fitch confirma el rating ‘A-‘ con perspectiva estable de España

Santander, 2 de diciembre (Diario de Cantabria) –

La agencia de calificación Fitch Ratings confirmó este viernes el grado de solvencia ‘A-‘ con perspectiva estable para la deuda soberana a largo plazo de España, según ha anunciado la agencia de calificación de riesgo.

Entre los factores de calificación, Fitch destacó que la economía española tiene «alto valor añadido», con «sólidos indicadores de gobernanza y una clasificación en términos de desarrollo humano por encima de la media de los países de su grupo», aunque matizó que «Altos niveles de endeudamiento Los niveles de deuda pública limitan las calificaciones». Según Fitch, el «crecimiento robusto del PIB nominal» conducirá «a una disminución gradual de la deuda pública al PIB hasta 2023 y 2024».

Así, el organismo realiza una estimación a la baja del déficit de las Administraciones Públicas para este año –un 4,5% del PIB frente al 5,1% de la revisión anterior, en junio–apoyado en el «buen comportamiento de los ingresos» y ha advertido de que el gasto público aumentará sustancialmente» debido a los aumentos salariales de los empleados del sector público, el aumento del gasto en pensiones debido a la indexación de la inflación y el apoyo continuo a los hogares y las empresas para mitigar el impacto del aumento de los precios de la energía.

No obstante, subraya que, “a medida que se retiren las medidas de apoyo y la economía se recupere, el déficit se reducirá en 2024 hasta el 4,2% del PIB”. “Esto supone que la dinámica del gasto público persiste en cierta medida y que los ingresos como proporción del PIB vuelvan a caer”, enfatizó. Por otro lado, el organismo alertó sobre el «grado de incertidumbre» que podría provocar el ciclo electoral en España, que comenzará el próximo año.

En cuanto a la deuda de las Administraciones Públicas, estiman que en relación con el PIB será del 113,8 % a final de año, frente al 118,3 % de finales de 2021. “Esperamos que la ratio de deuda se estabilice en torno al 111-112 % en 2024-26, lo que implica que es probable que se necesiten más medidas de consolidación para situar el ratio de endeudamiento en una senda firme a la baja”, subrayó.

APOYO A LA INFLACIÓN E HIPOTECAS

Por otra parte, Fitch advirtió que la inflación de los precios al consumidor sigue siendo alta, aunque ha disminuido desde su máximo del 10,7 % anual para la medida del IAPC armonizado hasta el 6,8 % en noviembre. «Una medida subyacente de inflación que excluye alimentos y energía apunta a una inflación persistente, con una tasa anual que apenas ha variado desde julio», explicó.

Por ello, esperan que la inflación se sitúe en el 4,3% a final de año y “siga cayendo a lo largo de 2024, pero manteniéndose por encima del objetivo del Banco Central Europeo (BCE) del 2%”. “El principal riesgo para la inflación es la volatilidad de los precios de los energéticos, que pueden volver a subir afectando las estimaciones de inflación general”, advirtió.

Por otro lado, según la agencia, el peso de la deuda de los hogares aumentará con la subida de los tipos de interés, “ya ​​que las hipotecas siguen siendo predominantemente a tipo variable”. «Esto expone a los hogares a mayores pagos del servicio de la deuda, que probablemente aumenten como parte del ingreso disponible en un momento de débil crecimiento del ingreso real», agregó.