Hay que dejar todas aquellas vías que no encajan en la Constitución

Hay que dejar todas aquellas vías que no encajan en la Constitución

MADRID, 18 de septiembre (EUROPA PRESS)-

La vicepresidenta primera y ministra interina de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha sostenido que el Gobierno tiene claro que hay que respetar la Constitución y, por tanto, abandonar caminos que no encajen en ella, en referencia a unilateralismo independentista.

«Desde el Gobierno de España fuimos muy claros: hay que respetar escrupulosamente la Constitución y abandonar todas aquellas ideas o formas que no encajen en la Constitución», ha expresado este lunes en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press .

Así se refirió a la cuestión de si el expresidente catalán, Carles Puigdemont, debería renunciar al unilateralismo para recibir algún tipo de compensación judicial por su acusación en el ‘procés’. El líder independentista huido en Bélgica advirtió este domingo al Gobierno de que quienes establecen las condiciones para la investidura son quienes dan su apoyo y no quienes lo piden, después de que la vicepresidenta Yolanda Díaz afirmara que la unilateralidad no tiene cabida en un acuerdo de amnistía.

Calviño ha destacado que los ciudadanos catalanes y españoles también han dejado «muy claro» que no quieren el camino de la tensión y el enfrentamiento, sino que prefieren el del diálogo y la convivencia, que Sánchez recuperó como presidente, según ha destacado.

“Un Gobierno liderado por el presidente Sánchez lo que hará es seguir trabajando por el diálogo, la concordia, pero por supuesto, respetando absolutamente la Constitución. Eso es lo que hemos hecho” durante los últimos cinco años, dijo.

Dicho esto, la vicepresidenta acusó a la oposición de «intentar recuperar un ambiente de tensión» que retrasaría «la España de 2017», así como de generar «ruido» antes del debate de investidura del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. , que se celebrará la próxima semana.

Para Calviño, lo que habría que hacer es debatir las propuestas de Feijóo para España “en lugar de abrir debates que no están sobre la mesa en estos momentos”.