La cercanía de la convocatoria de elecciones acelera la ‘sangría’ de bajas en Ciudadanos

La cercanía de la convocatoria de elecciones acelera la ‘sangría’ de bajas en Ciudadanos

La dirigencia ‘naranja’ admite que al menos 160 puestos fueron traspasados ​​al PP en los últimos meses, aunque Feijóo ha dado cifras superiores

Santander, 19 de marzo (Diario de Cantabria) –

La próxima convocatoria de elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo, que se publicará en el BOE el 4 de abril, está acelerando las renuncias y huidas de Ciudadanos en todo el territorio español: unos abandonan la política y el partido, otros encuentran nuevos proyectos políticos y otros dan el salto al PP.

Tras la dimisión de Albert Rivera por el desastre de las elecciones generales de 2019, ya había una primera oleada de bajas en Ciudadanos, pero la crisis en Murcia agravó la situación y desde entonces se han recrudecido las filtraciones, alentadas por la política de fichajes del PP. La administración de Pablo Casado capturó a Fran Hervias, responsable de la Organización de Rivera, y durante meses se reprodujeron traslados a las filas populares.

La nueva dirección de Ciudadanos se había fijado como fecha límite mediados de febrero para dejar atrás la sucesión de noticias internas negativas y volver a poner el foco en los temas que el partido pretende defender de cara a las elecciones, centrados en tres grandes ejes: familias, clases medias y joven.

‘SI LO ES, HAZLO AHORA’

Desde esa base, su idea era obligar a todos los miembros de sus filas que planearan abandonar la formación a que lo hicieran lo antes posible. Ahora, de cara a las elecciones, la dirección es optimista, recordando que los datos internos muestran que obtendrán mejores resultados de lo que pronostican las encuestas.

Pero, en los últimos días, han sido varios los que han abandonado la nave ‘naranja’. Destacan los casos de Javier Gutiérrez y Julia Parra, exdiputados de Infraestructuras y Cultura, respectivamente, de la Diputación Provincial de Alicante. Durante esta semana, los dos representantes de Ciudadanos, que forman parte del equipo de Gobierno tras un acuerdo entre la formación ‘naranja’ y el PP y mantendrán sus poderes, se convirtieron en un grupo de miembros no registrados.

Además, el hasta ahora regidor en el Ayuntamiento de Toledo y diputado provincial del partido en el Ayuntamiento de Toledo, Julio Comendador, dejó su acta esta semana tras presentar un nuevo proyecto político, que bajo el nombre de ‘Primero Toledo’ Tendrá una candidatura para los municipios de la capital regional.

El traspaso de concejales de Ciudadanos a otros partidos es muy habitual, siendo el PP el principal destino, aunque no el único. Pese a la multitud de ejemplos, los datos que procesa la dirección de Ciudadanos muestran que solo el 5 por ciento de las personas que abandonaron la formación en los últimos años se unieron al PP, y solo el 0,3 por ciento lo hizo bajo la presidencia de Alberto Núñez Feijóo ‘popular’.

Pero el equipo actual de Génova lidia con números más altos. Lo último que mencionó Feijóo fueron los 166 cargos de Ciudadanos incorporados al PP, y eso fue hace más de un mes, antes de que el partido naranja acabara de designar cabezas de lista y cuando el flujo de bajas no cesaba. Las más reconocidas por el equipo dirigido por Patricia Guasp y Adrián Vázquez son 160 filtraciones.

ÚNETE A LAS CALIFICACIONES ‘POPULARES’

Se habló de alguna ‘contratación’, como el caso del alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, que se pasó al PP cuando tomó posesión con la Ley de Ciudadanía y será el candidato ‘popular’ a la alcaldía de Badajoz en Poder.

El presidente de la Diputación Provincial de Zamora, Francisco Requejo, que llegó al cargo gracias al apoyo del PP, también anunció a finales del año pasado que dimitía del partido naranja y ahora los ‘populares’ se lo han ofrecido para ser el número dos de la lista municipal de la capital, donde IU tiene mayoría absoluta.

Otros fichajes aún no se han aclarado, pero hay pocas dudas de que eventualmente sucederán. Son los casos de la teniente de alcalde de Zaragoza, Sara Fernández, que ya ha anunciado que no será la candidata a la alcaldía de Ciudadanos y se ha declarado «decepcionada» con el proceso de refundación; y la teniente de alcalde de Alicante, Mari Carmen Sánchez. En el PP empiezan a dar por hecho que Fernández acabará con el presidente del Zaragoza, el ‘popular’ Jorge Azcón.

Entre los movimientos más recientes, los dos concejales ‘naranja’ de Almuñécar (Granada), Beatriz González Orce y Daniel Barbero, se sumaron a la lista del PP para las próximas elecciones municipales. Ya se despidieron en la fiesta de la ‘naranja’.

Además, concejales de Ciudadanos de la provincia de Sevilla se preparan para incorporarse a las listas municipales del PP y uno de sus alcaldes en Soria, Saturnino de Gregorio, abandonó el grupo tras dimitir de encabezar la lista en la capital. El PP provincial admitió que les gustaría contar con él en su proyecto.

A OTRAS PARTES

Otros optan por sumarse a otros proyectos políticos, como los partidos regionales. En febrero, el partido catalán Valents reclutó a Carmen Manchón, la concejala ‘naranja’ de Igualada. Será la candidata del partido a la alcaldía de esa ciudad.

Los casos de concejales que van al PSOE son raros, pero ocurren. El último fue el independiente Martín Fernández Antolín, que se sumó a la lista del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Otros optan por dejar la política, como los concejales de Ciudadanos de Algeciras, Sergio Pelayo y Montse Barroso. También los dos concejales de Ciudadanos en Villanueva de la Serena, David Díaz y Cristina Menea, que anunciaron a finales de febrero la dimisión de sus actos, todos los cargos que ocupaban en Ciudadanos y solicitaron la baja.

En Elche, la concejala Eva Crisol, en pleno pleno de finales de febrero, anunció que dejaba su acta y dimitía de Ciudadanos. Dejará la política.