Moncloa deja la puerta abierta a que el corredor H2MED incluya el hidrógeno producido con nuclear, como quiere Francia

Moncloa deja la puerta abierta a que el corredor H2MED incluya el hidrógeno producido con nuclear, como quiere Francia


España intentará que funcione solo con hidrógeno verde, pero el proyecto que presentará en Bruselas incluye ambas opciones.

ALICANTE, 9 de diciembre (Diario de Cantabria) –

El proyecto para construir el corredor H2MED que conecte Portugal, España y Francia y que los países deben presentar a la Comisión Europea antes del 15 de diciembre incluye el término «hidrógeno renovable», lo que deja la puerta abierta a que pueda transportar hidrógeno producido con energía nuclear.

Esta posibilidad juega a favor de los intereses de Francia, que cuenta con una importante red de centrales nucleares, y en contra de los de España, que finalmente intentará utilizar únicamente hidrógeno «verde», es decir, producido con energía limpia.

Según fuentes de Moncloa, el texto que se trasladará a Bruselas habla del «hidrógeno renovable», un concepto que hoy en día incluye al llamado «hidrógeno rosa», que se genera con energía nuclear. Las fuentes referidas precisan que aún no es definitivo si podrá circular o no por H2MED y es una discusión que se dará a lo largo del próximo año.

Además, sostienen que España intentará garantizar que ese corredor finalmente funcione solo con «hidrógeno verde», es decir, que haya sido producido con energías limpias como la solar o la eólica, en las que España es dominante, y deja fuera la nuclear , el tipo de energía que predomina en el ‘mix’ de Francia.

EL PARLAMENTO EUROPEO, A FAVOR DE LAS ENERGÍAS NUCLEARES RENOVABLES

De hecho, este verano el Parlamento Europeo votó a favor de mantener tanto el gas como la nuclear entre las energías catalogadas como renovables. En Moncloa destacan que a lo largo del próximo año intentarán hacer prevalecer su posición.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus homólogos francés y portugués, Emmanuel Macron y Antonio Costa, respectivamente, se han reunido este viernes en la cumbre H2MED de Alicante para poner en marcha el corredor del hidrógeno, que en total costará 2.850 millones de euros y será listo en 2030.

Moncloa ya ha indicado que la intención es que la Unión Europea financie el 50% de este proyecto y para eso era necesario que el gasoducto transportara únicamente hidrógeno y dejar fuera el gas, que en principio también se iba a transportar a través de esta infraestructura.

CONFÍAN EN LA UE PARA FINANCIAR EL 50%

Tras la reunión de hoy -a la que también asistieron la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel-, Moncloa no da por hecho que la UE vaya a aportar la máxima financiación, pero confía en que voluntad. Piensan que es un proyecto que les interesa mucho y que lo mirarán “con cariño”, como dicen.

Aún quedan muchos interrogantes en el aire, como la posibilidad de poder financiarse en parte con fondos privados, aunque según ellos aún no se ha desarrollado la legislación que establezca este tema.

Por otro lado, en cuanto al tramo que conecta Portugal con la provincia de Zamora, desde Moncloa especifican que se construirá un nuevo gasoducto que solo servirá para transportar hidrógeno y no gas. Sin embargo, no descartan que si en 2030, fecha prevista para su entrada en funcionamiento, hay necesidad de gas, se pueda “insertar” un compresor para que también pueda mover el gas.

BILATERAL CON FRANCIA Y ESLOVENIA

Por otro lado, por la tarde Sánchez mantendrá reuniones bilaterales con algunos líderes europeos. Antes de la segunda sesión de la IX Cumbre Euromediterránea Med9, el presidente del Gobierno español se reunirá a las 18.00 horas con su homólogo francés, Emmanuel Macron, para tratar temas de interés mutuo. Según precisó en Elisha, revisarán las relaciones bilaterales y discutirán algunos proyectos energéticos para 2023.

Posteriormente, Sánchez mantendrá otra reunión bilateral, esta vez con el presidente de Eslovenia, Borut Pahor. En un principio, estaba previsto que se entrevistara con el primer ministro italiano, Giorgia Meloni, en el que sería su primer encuentro -pese a que ambos ya se habían reunido el mes pasado en la cumbre del G-20 en Indonesia-. Sin embargo, finalmente Meloni canceló su presencia en la cumbre a causa de la gripe.