Sémper reprocha a Sánchez que es «inmoral» que haga depender la gobernabilidad del país de personalidades como Otegi

Sémper reprocha a Sánchez que es «inmoral» que haga depender la gobernabilidad del país de personalidades como Otegi

Santander, 24 de enero. (Diario de Cantabria) –

El portavoz de campaña del PP, Borja Sémper, ha denunciado este martes que el cambio en la política de dispersión de presos de ETA, aplicada desde 1989 y considerada cumplida por el actual Gobierno, ha sido utilizada por Pedro Sánchez para obtener «ingresos políticos personales» «consiguiendo» apoyo parlamentario a Bildu.

Sémper señaló que hay un «problema sin precedentes» y que se está manipulando «todo», incluida la política penitenciaria, en lugar de actuar «en serio», buscando el beneficio del Estado de derecho.

En una entrevista con EsRadio, recogida por Europa Press, el portavoz de la campaña ‘popular’ denunció al Gobierno de Sánchez por «utilizar la política de cambio de dispersión para conseguir el apoyo parlamentario de Bildu».

«Este es el gran cambio. En vez de tomarse las cosas en serio, por el Estado de derecho, se manipula todo y se utiliza para el beneficio político personal, que afecta a una persona concreta que es Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno», ha dicho.

BILDU NO CUMPLE LOS REQUISITOS DEMOCRÁTICOS

Por otro lado, el portavoz del PP ha señalado que el futuro de las generaciones más jóvenes tiene que ser mucho mejor que el que les tocó vivir cuando ETA mató, al ser cuestionado sobre algunas de sus declaraciones que hizo hace una década asegurando que el futuro del País Vasco también hubo que construirlo con Bildu.

Sin embargo, Sémper indicó que la formación abierta por el momento «no cumple» con los requisitos «éticos ni democráticos», al tiempo que consideró «insoportable» e «inmoral» que el Gobierno de España «descanse en personalidades como Otegi».

“Bildu está en otra realidad. Es una coalición de partidos, pero está influida por Sortu, la izquierda tradicional de la Abertzale, entre cuyos líderes se encuentra David Pla, uno de los últimos terroristas encapuchados que bajaron el telón de ETA”, exclamó.

Sémper censuró al Ejecutivo de Sánchez por asumir «con naturalidad» esta realidad, lo que es «negativo» para el futuro del país y que los más jóvenes piensen que «hay ciertas ideas que tienen la misma legitimidad que otras».