UP ve «decepcionante» la comparecencia de Marlaska sobre Melilla y se inclina por reactivar la comisión de investigación

UP ve «decepcionante» la comparecencia de Marlaska sobre Melilla y se inclina por reactivar la comisión de investigación

Sostiene que la ministra de Igualdad utilizó un concepto sociológico al acusar al PP de promover una cultura de la violación

Santander, 1 de diciembre (Diario de Cantabria) –

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, calificó de «decepcionante» la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre la pasada tragedia en Melilla y defiende la necesidad de los grupos que reclaman una comisión de instrucción de la Sala exigen que se fije fecha para su debate en el pleno.

También argumentó que la titular de Igualdad, Irene Montero, utilizó un término «sociológico» al referirse a la «cultura de la violación» para acusar a los populares de promoverla a raíz de las campañas institucionales contra la violencia sexual, y que esa expresión debería utilizarse en cámara.

“Ayer mucha gente no sabía el significado de este concepto y hoy mucha gente lo sabe”, comentó en los pasillos del Congreso el líder de En Comú Pode, quien en cambio criticó que la Mesa del Congreso tenga prohibido utilizar el término “fascismo” y acusa de no establecer reglas claras para el desarrollo del debate parlamentario.

En el caso de las explicaciones del titular de Interior, que reiteró ayer que no hubo muertos en suelo español, Asens ha criticado a Marlaska, en línea con otros compañeros parlamentarios del Ejecutivo, y ha calificado de decepcionante su intervención.

Así, dejó escapar que su grupo es partidario de reactivar la petición de una comisión de investigación sobre la muerte de migrantes en la valla fronteriza de Melilla, que está siendo barajada por formaciones aliadas del Ejecutivo.

Precisamente ayer, el líder del grupo confederal exhortó al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, a que deje de «desestimar» este hecho y rectifique la versión inicial dada por su departamento, ya que está en juego su futuro político.

“Marlaska debe aceptar la dura realidad de lo ocurrido en Melilla o la dura realidad acabará con Marlaska”, lanzó en declaraciones a RNE.