«Lo primero que me compré cuando llegue al Real Madrid fue un ordenador»

«Lo primero que me compré cuando llegue al Real Madrid fue un ordenador»

«El gol que más grité en mi vida fue el 12-1 de España a Malta»

El técnico sigue con su faceta de ‘streamer’ hablando un poco de todo

Santander, 20 de noviembre (Diario de Cantabria) –

El seleccionador de fútbol de la selección, Luis Enrique Martínez, dejó un nuevo balance sobre temas de su vida y actualidad en el tercer capítulo de su dedicación al ‘streaming’ del Mundial de Qatar, con la confianza de que contará con todos los jugadores «disponible» para los estrenos del miércoles y el tiempo no es excusa.

‘Lucho’ volvió a dejar casi una hora de conexión con cientos de miles de seguidores desde su despacho en la residencia de España en la Universidad de Qatar. Los problemas con el micrófono y luego enviar sus espectadores a otro usuario ya son un clásico para un Luis Enrique que se ha declarado fanático de la tecnología.

“Lo primero que compré con 21 años cuando llegué al Real Madrid fue un ordenador. Siempre me ha gustado la tecnología. Ahora soy un coche que no sé ni encender el bluetooth de los cascos. Me gusta la notebook y la computadora y soy más Mac que PC”, dijo.

El técnico asturiano recomendó el libro ‘El hombre en busca de sentido’ y explicó que lee sobre el estoicismo, para buscar también «ideas que ayuden a los jugadores, a ser originales», en unas conversaciones con el equipo que a veces hace por líneas o individualmente

«El fútbol es mi pasión. No lo cambiaría por ser ciclista. Más que ser entrenador, me costó verle el humor. Ser futbolista es maravilloso, qué suerte he tenido», añadió. antes de ser preguntado por el recuerdo del gol que más festejó.

«El gol que más grité en mi vida no fue como futbolista ni como entrenador. Fue la victoria 12-1 entre España y Malta, un recuerdo inolvidable en Gijón. Si alguien me hubiera dicho en ese momento que estaba iba a ser jugador, que sería internacional y entrenador, le hubiera dicho que se tomara un valium”, añadió, recordando también su retirada en el Camp Nou, cuando Ronaldinho le ofreció lanzar un penalti y se cagó.

Por otro lado, Luis Enrique explicó que la última sesión en España fue táctica, con algo de viento que hacía sentir «polvo en el aire», aunque la climatología «no es excusa» y respondió si seguiría como entrenador tras la copa del mundo “Eso es lo que menos me interesa a mí ya todos. El objetivo es hacer un gran Mundial y dar el máximo rendimiento. Luego nos sobra tiempo para ver lo que hemos hecho y la nota que nos merecemos”, dijo.

Además, ‘Lucho’ destacó que la adaptación de Alejandro Balde, el último en llegar por la lesión de José Luis Gayà, ha sido muy buena, con la ayuda de enfrentarse a muchos de los internacionales, y destacó que ante Costa Rica los tendrá todos a su disposición , incluido un Álvaro Morata que llegó a Qatar con una lesión muscular de cadera de bajo grado.

Por su parte, el técnico de ‘La Roja’ destacó que aprendió a no quejarse de las peculiaridades de dirigir una selección. “No nos quejamos de tener poco tiempo, de no tener días de entrenamiento. Es totalmente diferente a entrenar en un club, pero todos los entrenadores estamos en igualdad de condiciones”, afirmó.

«Me gusta mucho, estoy disfrutando mucho de mi etapa como entrenador y solo el tiempo dirá si se tarda más o no. Hay que esperar a que llegue el momento adecuado. Ahora la atención está puesta en el Mundial». «, agregó. un ‘Lucho’ que desveló que el sábado hubo barbacoa en la selección española, sin ver si beben cervezas, aunque ningún jugador las bebe.

Por último, el técnico asturiano explicó su afición por el Valencia de Gattuso en el Campeonato de España y también por seguir al Betis, aunque están «irritados» por no convocar a sus jugadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.