«Ha sido una sorpresa total»

«Ha sido una sorpresa total»

Santander, 7 de diciembre (Diario de Cantabria) –

gran noticia para Marisa Jara. Y es que tal y como reveló la modelo en la revista Lecturas, vuelve a estar embarazada ocho meses después del nacimiento de su primer hijo. Tomás: «Los médicos me dijeron que no podía ser madre, fue una sorpresa total. Tomasito es un bebe in vitro, ya tiene ocho meses, y ahora voy a ser mamá naturalmente» confiesa entusiasmada la modelo, que afronta la Navidad más feliz y emocionante de su vida con un regalo que, confiesa, fue totalmente inesperado.

Estoy embarazada de dos meses y dos semanas. Me pareció raro que no me hubiera venido la regla, pero pensé que era porque aún tenía irregularidades o por mi problema de endometriosis. ¡Hice la prueba, no lo creímos, lloramos!». agrega pletóricamente, admitiendo que está viviendo el mejor de los sueños.

Por el momento, aún no sabe el sexo del que será su segundo hijo -que solo tendrá un año y medio- con tomas – pero como ella señala, no creer realmente en este «milagro» que ni ella ni su pareja miguel almansa esperado, lo más importante es que venga sano.

«¡¡¡Un pajarito me dijo que voy a ser mamá otra vez! ¡¡¡Y no podemos estar más felices con esta noticia sorpresa que no esperábamos!!! ¡¡¡Feliz día a todos, los amo!!!!» publicó en Instagram, compartiendo así la noticia de su embarazo con sus seguidores, quienes tanto la han apoyado en este proceso.

y es eso Marisa Superó el cáncer y 19 operaciones por la endometriosis que padece, y los médicos le dijeron que no podía tener una madre natural. Sin embargo, sin rendirse y tras numerosos tratamientos de fecundación in vitro, la modelo cumplió su sueño de ser madre el pasado 2 de abril. “Bienvenido Tomás. Te amamos con toda el alma. Gracias Dios mío por hacer realidad nuestro sueño. Hoy es el día más hermoso de mi vida, no tengo palabras para describir tanto amor”, luego confesó. Un sueño que repetirá el próximo mes de junio con el nacimiento de su segundo hijo, la mejor sorpresa que podía recibir la sevillana.