La infanta Cristina juega con su alianza tras la retirada de escoltas a Iñaki Urdangarín


Tras más de veinte años de matrimonio y tras muchos meses esperando el momento para separar legalmente sus vidas, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín habrían puesto fin a su matrimonio hace apenas unas semanas, en la más estricta intimidad y lejos de los focos mediáticos. Sin duda lo más sonado fue que el ex deportista tendría que despedirse de sus guardaespaldas, lo que podría afectar a su vida personal y a su relación con Ainoa Armentia. Si algo ha quedado presente en los últimos meses es el apoyo que ha recibido Pablo Urdangarín en su faceta como jugador de balonmano. Hoy, durante el partido disputado en el Palau D’esports de Granollers, el joven tenía en la grada a dos personas muy importantes para él: su novia y su madre.