Tamara Falcó, sin prisa por convertirse en madre: "Estamos viviendo un momento súper bonito, si tiene que ser será"


Tamara Falcó acaba de cumplir 42 años y, según confiesa, se encuentra en el momento más dulce de su vida. El saldo de su matrimonio con Íñigo Onieva es inmejorable 5 meses después de la boda, los proyectos profesionales se acumulan y todo lo que toca se convierte en oro, su nuevo ático -donde se mudaron hace unos días- es un sueño hecho realidad y su maternidad le regala los planes continúan; aunque, según garantiza, sin ningún tipo de presión, porque la etapa que atraviesa es tan maravillosa que no puede pedir más a la vida.