Dos muertos en medio de una ola de violencia en Ipiales, en el sur de Colombia

Dos muertos en medio de una ola de violencia en Ipiales, en el sur de Colombia


MADRID, 9 de diciembre (EUROPA PRESS)-

Dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas en un nuevo incidente violento ocurrido en Velitas, en el municipio de Ipiales, en la frontera entre Colombia y Ecuador, donde se han registrado al menos siete asesinatos en los últimos 20 días.

El incidente ocurrió durante la Noche de las Velas, un homenaje católico a la Virgen María que tradicionalmente marca el inicio de las fiestas navideñas.

El primer tiroteo ocurrió en el barrio San Vicente, donde una persona murió y cuatro resultaron heridas, según un testigo citado por la radio pública RNC. El segundo incidente ocurrió en el barrio La Laguna, donde una persona murió luego de recibir varios disparos, según reportes de vecinos que escucharon los disparos.

Pobladores de la zona denunciaron la presencia de panfletos advirtiendo sobre una supuesta “limpieza social”, por lo que instaron a las autoridades a investigar el caso.

En las últimas horas también se confirmó el secuestro de un joven en el municipio de Uribia, en el departamento de La Guajira, al norte del país. La víctima trabajaba como contratista de la empresa de Acueductos y Alcantarillados Triple A. El secuestro ocurrió a las 2 de la madrugada del jueves, cuando seis personas atacaron la vivienda familiar de la víctima y “amaron a las personas que se encontraban dentro de la casa”.

Por otro lado, comunidades del territorio indígena de San Lorenzo reportaron al menos 200 desapariciones relacionadas con el conflicto armado. Este mismo viernes, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia ordenó la exhumación de al menos 46 cuerpos de personas no identificadas en un cementerio del departamento de Caldas.

Los cuerpos podrían pertenecer al pueblo indígena Emberá Chamí, del Territorio Ancestral de San Lorenzo, considerado desaparecido. Guerrilleros del Ejército Popular de Liberación (EPL), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) operaron en la zona en la década de 1980. Desde 2000, el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) estuvo presente.