Caso Marta del Castillo: Catorce años de una tortura que no parece tener fin

Caso Marta del Castillo: Catorce años de una tortura que no parece tener fin


Los padres de Marta del Castillo durante una manifestación para repetir el juicio por el asesinato de su hija, que ahora tiene catorce años.

Los padres de Marta del Castillo durante una manifestación para pedir un nuevo juicio. EFE/Raúl Caro/Archivo

fernando aroca

Sevilla (EFE).- Desde hace muchos años, el 24 de enero ya no es un día más del calendario. Como cada año desde 2009, el nombre de Marta del Castillo ha resurgido con la misma fuerza que el de su familia, que sigue buscándola catorce años después de su desaparición y asesinato, hecho que, en palabras de su abuelo, José Antonio Casanueva, provoca una tortura «física y psíquica» que parece no tener fin.

En el decimocuarto aniversario de su desaparición y asesinato, la capital hispalense fue escenario de una manifestación en memoria de la joven dentro de los actos que se están organizando para pedir que no cese la búsqueda de su cuerpo.

En el acto, José Antonio Casanueva, acompañado de algunos de sus más allegados, quiso recordar una vez más a su nieta Marta con un pequeño homenaje para que su asesinato no caiga en el olvido por mucho que pasen los años.

Sin descanso durante catorce años

En la concentración, que tuvo lugar en las inmediaciones de los Jardines de Murillo, cerca de los juzgados del Prado de San Sebastián, la joven guardó un minuto de silencio y se leyó un manifiesto en el que pedía justicia para Marta, que hoy habría cumplido 31 años. y que su cuerpo pueda ser encontrado y enterrado para que ella y su familia puedan descansar.

El abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva, mira la fotografía de su nieta pegada en un árbol, junto a un ramo de flores, ante los Juzgados de Sevilla. EFE/Raúl Caro

Posteriormente, los reunidos se dirigieron en silencio a los juzgados cercanos al Prado de San Sebastián y en las cercanías colocaron una pancarta con las palabras «Marta, España no te olvida. Justicia, sí» y depositaron una ofrenda de flores y una fotografía de la joven. . .

En declaraciones a los periodistas, Casanueva volvió a pedir a los implicados en el caso que revelen dónde está el cuerpo de su nieta para cerrar, después de tanto, un capítulo que tiene demasiadas páginas en blanco y tantas incógnitas.

Miguel Carcaño, único condenado por el asesinato de Marta del Castillo

Miguel Carcaño fue el único declarado culpable del asesinato de Marta del Castillo, condenado a 21 años y tres meses de prisión. Los otros cuatro acusados ​​fueron absueltos por falta de pruebas, mientras que Carcaño sigue cumpliendo condena a día de hoy.

Los tribunales negaron recientemente una solicitud para investigar los teléfonos celulares del hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado; la exnovia de Delgado, María García Mendaro; de su amigo Samuel Benítez, y del entonces menor Francisco Javier García, lo que supuso el enésimo y definitivo revés para la familia de Marta, que habla de una «mano negra» que podría extenderse más allá del sistema judicial para proteger a algunos de ellos. .

Catorce años desde el 24 de enero de 2009. Catorce años de tortura «física y psíquica» que sigue causando sufrimiento a una familia que se siente «enterrada viva». Como dijo José Antonio Casanueva, hoy no era la primera vez que se colocaba un ramo de flores en el lugar donde se debe hacer justicia. Y si sigue así, tampoco sería la última.

El artículo Caso Marta del Castillo: Catorce años de tortura que parece no tener fin fue publicado por primera vez en EFE Notícias.