Ciudades de «15 minutos», volver al origen para cuidar el planeta

Ciudades de «15 minutos», volver al origen para cuidar el planeta


Por Rodrigo García |

Buenos Aires (EFE).- Dar la vuelta para hacer de las grandes ciudades un lugar más amigable para pasar nuestros días y al mismo tiempo contribuir con el cuidado del planeta: ciudades «15 minutos» o «supermanzanas», con más espacio verde y peatonal, avanzar, a pesar de algunas resistencias, a pasos de gigante.

Un enfoque que se estaba discutiendo en el C40 Global Mayors Summit, realizado en Buenos Aires y que buscaba algo así como volver a los orígenes, cuando los grandes centros urbanos eran lugares más accesibles, con mayor vínculo entre vecinos y con más personas que automóviles.

“En tiempos como los que vivimos necesitamos cercanía, contactos humanos, porque somos humanos y animales sociales. Y el lugar donde puedes pensar en la ciudad, actuar, es ser un actor, no solo alguien que va a esperar o asistir”, dijo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en una rueda de prensa en la cumbre.

Fue precisamente la política francesa quien, tras su reelección en 2020, popularizó el concepto de la «ciudad de los 15 minutos», impulsando un proyecto con el que dotar a una ciudad o barrio de la vitalidad y humanidad necesaria «en estos tiempos difíciles».

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo (d), asiste a una rueda de prensa junto a sus homólogas de Barcelona, ​​Ada Colau (e), y de Bogotá, Claudia López. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

“Los ciudadanos quieren ser parte de la decisión, porque son parte de la solución. Y eso es solo en este nivel muy, muy cercano de 15 minutos. Porque a 15 minutos de donde vives tienes que hacer deporte, ver comercios, una escuela para tus hijos, trabajar”, ​​aclaró el regidor, seguro de que este sistema nos permite fortalecer la democracia y contribuir al bienestar diario.

En París, estas áreas de 15 minutos se trabajaron con las escuelas como epicentro, cerrando las calles a su alrededor. El Ayuntamiento ahora está intentando trabajar con los vecinos para ordenar estas calles, por ejemplo, plantando árboles o montando juegos infantiles.

Supermanzana de Barcelona

En el caso de Barcelona, ​​su modelo de “supermanzana” o “superilla” avanza hacia una ciudad más habitable, ganando espacio verde y peatonal, reduciendo la contaminación y el vehículo privado, y dinamizando la economía local.

Su alcaldesa, Ada Colau, fue tajante: «Hablamos de una ciudad que pone en el centro a las personas, algo tan básico como eso, y acaba con la barbarie y el absurdo de que en Barcelona el 60% del espacio público estaba ocupado por coches». , mientras que sólo el 10% de los residentes utilizan el coche para desplazarse’.

rss efe6631ebcd 375c 42bf a4d3 9a31154489c0
La alcaldesa de Barcelona,​​​Ada Colau, asiste a una rueda de prensa durante la Cumbre de Alcaldes el 20 de octubre de 2022 en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Terminando así, según ella, con la ciudad “contaminada, ruidosa e injusta”.

«Empezamos a hacerlo, hay cierta resistencia pero cada vez más ciudadanos nos piden más y que seamos más rápidos. Estamos transformando la ciudad con más verde, más transporte público, más carriles bici, más espacios de calidad, y donde transformamos se llena de vida”, ha dicho Colau.

Según el Gobierno de Barcelona, ​​ciudades como Berlín, Viena, Róterdam, Bogotá o Los Ángeles han adoptado el modelo establecido en la capital catalana, a través de la cooperación entre prefecturas.

“Cuida las Manzanas” de Bogotá

En Bogotá, además de limitar el tráfico, sumar más áreas verdes y promover el uso de la bicicleta, el «corazón de la ciudad de proximidad es y será», según su alcaldesa, Claudia López, las «manzanas de servicios», que suman un enfoque contra la «feminización de la pobreza».

“Es el grupo a una distancia aproximada de 15 minutos de toda la infraestructura social que tiene Bogotá, como centros culturales y deportivos, colegios, guarderías, centros de desarrollo comunitario”, explicó.

Lugares, explicó, que en general estaban dedicados a niños y jóvenes y en los que se decidió incluir servicios que aligeraran la carga de cuidados en manos de las mujeres.

“Que no solo llevarán a los niños a la escuela, o esperarán dos horas en la oficina. Que pensemos también en servicios para las mujeres, para reducir su pobreza de tiempo, para que tengan tiempo para ellas mismas”, resaltó, y señaló que como “primera alcaldesa” de Bogotá sintió la responsabilidad de hacer algo perdurable por las mujeres, jóvenes gente y niños… de tu ciudad.

El promotor de las ciudades de proximidad

A la cumbre, la más importante sobre ciudades y cambio climático, también asistió el colombiano Carlos Moreno Gómez, profesor de la Universidad de la Sorbona, urbanista y asesor de Hidalgo, uno de los impulsores del concepto de ciudades de proximidad.

“Calidad de vida es tener satisfechas nuestras necesidades sociales con el mínimo consumo de recursos naturales y la máxima capacidad de generar economía y empleo y con una ciudad mucho más habitable, porque finalmente como vecinos encontremos la humanidad que hemos perdido”, afirmó. dijo. adicional.

“Esto no es una varita mágica, es un proyecto que requiere paciencia, valentía, presencia y operatividad”, concluyó.

Juan David Mosos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.