Local  

Absueltos por falta de pruebas los dos acusados de violar a una mujer en un garaje de Torrelavega

Absueltos por falta de pruebas los dos acusados de violar a una mujer en un garaje de Torrelavega

SANTANDER, 24 de octubre (Diario de Cantabria) –

La Audiencia Provincial de Cantabria absolvió, por falta de pruebas, a los dos hombres acusados ​​de violar a una mujer en julio de 2019 en un garaje de Torrelavega, para los que el Ministerio Público pedía una pena de 14 y 11 años de prisión.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, no queda acreditado que los imputados, nacidos en Argelia, hayan cometido el delito de agresión sexual con penetración, uno de ellos como autor material y el otro como colaborador necesario. ya que no aportaron pruebas incriminatorias «suficientes» para destruir su presunción de inocencia.

Tampoco considera «suficiente» el testimonio del actor para incurrir en «contradicciones», por lo que «no reúne» los requisitos para constituir prueba en su contra, al carecer de la «necesaria nota de persistencia» y no estar «suficientemente corroborado», ni por los demás testimonios, ni por el contenido de la prueba pericial practicada.

Según los hechos establecidos, en la madrugada del 2 de julio, los imputados, uno de ellos apátrida, acusado de ser el autor del crimen, y el otro, residente en España, considerado colaborador necesario en la violación, se reunieron en un bar local con su esposa y una amiga de ella, de 1:20 am a 5:00 am, donde conversaban y uno también bailaba con ella.

Cuando el establecimiento cerró, los cuatro se dirigieron a un garaje del local con intención de continuar la fiesta y donde ya se encontraban otros dos particulares. En un momento dado, el amigo de la denunciante decidió irse, sin que se haya probado, según la sentencia, que los dos imputados agarraron de los brazos a la presunta víctima y la llevaron al baño en contra de su voluntad, como ella manifestó.

Tampoco quedó probado que, una vez en el baño, la colocaron contra la pared y le bajaron los pantalones y las bragas, procediendo uno de ellos a penetrarla, tanto anal como vaginalmente, mientras ambos la sujetaban.

Para la Corte, no está probado que el hombre haya utilizado “cualquier tipo de violencia” para realizar la penetración, ni que tal relación se haya producido contra la voluntad de la mujer, ni que ambos le hayan causado “daño”.

La víctima presentó una denuncia cuatro días después de los hechos, que fueron investigados por el Juzgado de Instrucción número dos de Torrelavega y juzgados el pasado 26 de septiembre por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Junto a las penas de prisión, las mismas solicitadas por la acusación particular ejercida por la mujer, el Ministerio Público también exigió a los dos imputados la prohibición de comunicarse o acercarse a la víctima en un radio de 500 metros durante diez años y la libertad vigilada durante ocho años. años cuando salga de prisión. prisión, además de una indemnización de 8.000 euros por los daños físicos y morales causados.

En el juicio, los dos imputados negaron los hechos y aseguraron que las relaciones fueron consentidas, mientras que la presunta víctima reafirmó su denuncia.

La sentencia no es firme y hay recurso de casación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.