Local  

Centenares de personas se concentran en Santander en defensa de la Atención Primaria de calidad

Centenares de personas se concentran en Santander en defensa de la Atención Primaria de calidad

El Sindicato de Médicos cree que se aplazará la huelga hasta que Sanidad cumpla con todo lo pactado

SANTANDER, 13 de noviembre (Diario de Cantabria) –

Cientos de personas se dieron cita esta tarde en la Plaza del Ayuntamiento de Santander en defensa de la Atención Primaria de calidad. El encuentro, convocado por el Sindicato de Médicos, se desarrolló bajo los lemas ‘Por tu salud, para todos’ y ‘Médicos por una salud de calidad’, y reunió no solo a profesionales, sino también a ciudadanos, invitados por aquellos a manifestar «su malestar». con el “deterioro de la atención que están recibiendo”.

Así, el sindicato ha animado a los ciudadanos a unirse solidariamente con sus médicos de Atención Primaria en esta concentración, prevista antes del preacuerdo firmado el viernes con el Ministerio de Sanidad que podría suponer el fin de la huelga indefinida iniciada la pasada semana de lunes a viernes. reclaman soluciones a los problemas «gravísimos» a los que se enfrentan estos profesionales, como las agresiones, la sobrecarga de trabajo, el «incumplimiento» de los acuerdos de 2019 y los nuevos cargos de continuidad.

En ese sentido, el Sindicato de Médicos cree que la huelga se aplazará hasta que Saúde cumpla con el acuerdo, con lo que la probabilidad de continuidad es del «50%».

A partir de las 11:30 horas, la plaza del Ayuntamiento se llena de gente con pancartas en defensa de la sanidad, ‘primaria necesaria’. Así, un gran cartel expresaba el ‘SOS’ de los médicos del Centro de Salud de Laredo ante la precariedad laboral, mientras otros preguntaban ‘¿Quieres un médico diferente cada día? ‘+batas, -corbatas’, que ‘Médicos explotados, pacientes maltratados’ o ‘Pobre personal, riesgo para el paciente’. De manera similar, varias pistas pidieron ‘Stop Aggression’ y ‘More Sanctions, Less Aggression’.

Durante el acto se leyó un manifiesto en defensa de la Atención Primaria de calidad porque “no podemos permitir que continúe la degradación de los últimos años”; contra las agresiones en el trabajo, que aumentaron «progresivamente»; y contra una ‘medicina de guerra’ apresurada “que no tiene sentido en un país como este” y que perjudica a los pacientes.

«Ya basta, ha llegado el momento de sentar las bases mínimas de una Atención Primaria de calidad y garantías», defienden los médicos en el manifiesto, en el que también aseguran que no cederán «ante el deterioro» de cuidado o garantizar un mínimo de calidad «al que no renunciaremos». “Este es el comienzo”, advierten.

El acto finalizó con la intervención de un paciente que agradeció a la salud pública por los últimos 16 años de su vida, que es de los mejores del mundo, dijo.

En declaraciones a los medios, el vicepresidente del Sindicato de Médicos, Santiago Raba, ha explicado que se ha animado a la ciudadanía a manifestar su «malestar» ante la situación de salud pública. “Creo que les llegó el mensaje, ven que hay un deterioro en la atención que están recibiendo y entienden que necesitamos tiempo para poder atenderlos adecuadamente”, evaluó.

Y subrayó que la defensa de la salud pública “es tarea de todos, trabajadores de la salud y ciudadanos, que normalmente no tienen la oportunidad de expresar su descontento, y aprovechando nuestra movilización, les pedimos su adhesión”.

APLAZAMIENTO DE HUELGA

Por otro lado, el Sindicato de Médicos trasladará mañana el borrador del preacuerdo alcanzado el viernes con el Servicio Cántabro de Salud (SCS) en una reunión convocada en el Colegio de Médicos a las 11:00 horas, frente al que Raba se mostró «moderado optimismo, 50% de posibilidades de que la huelga se lleve a cabo» y la creencia de que se aplazará hasta que Sanidad cumpla.

De momento, “faltan estas garantías que exigimos a Sanidad y que nos tienen que llegar mañana antes de la asamblea, que básicamente consisten en lo acordado, pacientes y médicos empiezan a entenderse pasado mañana”.

Son «flecos importantes» y «por eso no queremos dar las campanadas a tiempo, porque todavía nos tienen que dar ciertas garantías de que esperamos llegar antes de la asamblea», insistió.

Unos flecos que, por respeto a la asamblea, Raba no precisó, pero que fundamentalmente se refieren a que “las mejoras acordadas se empiezan a recibir ahora; que las mejoras para los médicos y sus pacientes se empiezan a notar desde pasado mañana”. .

Además, Raba reconoció que en el Sindicato de Médicos «no confiamos en nada» en la palabra del Gobierno. «Mañana veremos si la asamblea decide suspender o no la huelga, pero lo más probable es que se posponga hasta que se verifique que se están cumpliendo los acuerdos», vaticinó el sindicalista, quien recordó que estos incluyen «garantía de agendas de calidad” con límite de 35 pacientes; que los médicos de continuidad estén integrados en los equipos de Atención Primaria de Urgencias y que se garantice la seguridad.

«Esta semana los médicos de Atención Primaria teníamos que prescribir a los señores Revilla y Pesquera una fórmula maestra de honestidad, seriedad y cumplimiento de lo pactado, porque les veíamos muy deficientes en estos aspectos», ha dicho Raba, que espera a la que en la asamblea del lunes “confirma que están completamente curados y que no es necesario que sigan más días con el tratamiento, porque es muy caro, les está costando mucho a todos los ciudadanos”.

Por último, Raba afirmó que el seguimiento de la huelga ha sido «masivo», del 75% y no del 19,5% como dice Sanidad y que los servicios mínimos «impuestos» por el Ministerio fueron «muy chapuceros» porque eran para dos médicos y un pediatra por centro de salud, independientemente del número de médicos, y en Urgencias eran del 50% cuando en su opinión deberían ser «80-100%».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.