Local  

El SCS plantea una propuesta para evitar la huelga en Atención Primaria pero el Sindicato Médico la critica

El SCS plantea una propuesta para evitar la huelga en Atención Primaria pero el Sindicato Médico la critica

Propone medidas para evitar agresiones, anima y da fijos a 141 médicos de familia, pero el Sindicato de Médicos solo ve «intenciones»

SANTANDER, 21 de octubre (Diario de Cantabria) –

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) presentó una propuesta al Sindicato de Médicos para intentar evitar la huelga convocada a partir del 7 de noviembre en Atención Primaria, en la que, entre otras medidas, hay incentivos económicos, medidas para evitar ataques a los centros de salud y la compromiso de hacer permanentes a 141 médicos de familia.

La propuesta fue entregada el miércoles 19 de octubre por la SCS al Sindicato de Médicos, convocante del paro, convocándolo para analizarla con miras a una reunión que, según informó, se realizaría el próximo lunes 24 de octubre. Octubre.

Sin embargo, el Sindicato de Médicos explicó a Europa Press que a principios de esta tarde aún no había llegado la citada convocatoria.

Desde el Sindicato Médico criticaron esta propuesta, a la que llaman «de papel» y consideran que «sólo habla de intenciones y que todo se pospone a 2023».

“Si no estuviéramos hablando de algo tan grave, nos reiríamos”, dijo el Sindicato de Médicos en una publicación en su sitio web, en la que se adjunta la propuesta que se planteó desde la SCS.

El documento de la SCS tiene nueve puntos, el primero de los cuales tiene que ver con el “compromiso de tolerancia cero con las agresiones a los profesionales en los centros de salud” y menciona la ya comprometida instalación de cámaras en los centros de salud y en los Servicios de Emergencia de Atención Primaria (SUAP) , un contrato, según se indica, presupuestado en las cuentas de 2023.

También alude a la contratación de seguridad privada para los centros de salud con mayor riesgo de agresión, empezando por Los Castros y El Sardinero, en Santander; el de Cotolino, en Castro Urdiales, y el de Covadonga, en Torrelavega.

En un segundo punto de la propuesta, se indica que la Gerencia de Atención Primaria hará permanentes 141 nuevos médicos de familia, 67 a través de la convocatoria del proceso de estabilización de empleo en 2022 y 74 plazas de «nueva creación», que serán convocadas -según a lo que dice – «antes del 31 de diciembre de 2022». Se proponen «incentivos» a la movilidad entre áreas básicas de salud.

En el tercer punto, la SCS pone sobre la mesa que los nuevos contratos de continuidad asistencial que se creen en el Plan Básico de Atención y que estén sujetos a la movilidad “gozarán de un complemento retributivo vinculado a los desplazamientos entre centros”.

Además, por otro lado, se propone la retribución de quienes realicen tareas de coordinación en los centros.

La propuesta de SCS, consultada por este organismo, plantea la adecuación de la retribución del complemento de atención continuada para médicos y profesionales en formación.

Y en materia de carrera, se compromete a pagar al cuerpo médico interino “el reconocimiento pendiente en el primer trimestre de 2023”.

También está previsto «reforzar el presupuesto» del programa especial para optimizar el desempeño asistencial y la autocobertura en áreas básicas de salud, así como el programa especial para absorber la demanda y aumentar la jornada laboral, todo para hacer frente al «aumento de la demanda de cuidados y la dificultad de encontrar profesionales».

El SCS también propone alguna medida para reducir la carga burocrática en el SCS y se compromete a identificar los puestos de difícil cobertura, delimitando la dificultad de acceso geográfico, la carga asistencial en determinados periodos, como los veranos, y «seguirlos con incentivos económicos y no económicos que permitan la cobertura de estos puestos”.

En este documento, la SCS muestra su «plena disponibilidad de diálogo y acuerdos con los socios gremiales» para garantizar la mejor atención sanitaria a los cántabros y que, «tras dos años de extrema complejidad por la pandemia», se «normalice».

Sin embargo, el Sindicato de Médicos cuestionó la intención de la SCS con la propuesta planteada e indicó que algunas cuestiones que plantea, como las relacionadas con la contratación de médicos de familia, no son más que el cumplimiento del Decreto del Gobierno para reducir la temporalidad de los profesionales de la salud.

También minimizó el impacto de la medida ya que, según fuentes del Sindicato Médico a Europa Press, no supondrá un aumento de profesionales, sino que hará permanentes a los que ya están trabajando de forma interina.

Además de criticar el contenido de la propuesta, el Sindicato de Médicos se quejó de la demora de la SCS en el envío de esta propuesta que, según indicó, fue planteada 14 días después de registrada la huelga.

El Sindicato de Médicos indicó que en mayo de 2019 el Sindicato de Médicos firmó un acuerdo de retirada del paro que ya sentó las bases para la reestructuración de la asistencia sanitaria, adaptándola a las necesidades existentes y paliando en lo posible la escasez de profesionales que entonces – -dice- «ya era una realidad y estaba abocada, si no se podía remediar, al caos de la salud».

Las medidas entonces propuestas, algunas de ellas recogidas en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), «no se han llevado a cabo» hasta el momento.

Por lo tanto, el Sindicato Médico está obligado a cumplir con lo pactado y las soluciones a los problemas de salud que padecen los profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.