Local  

Exdirectivo de B3 Cable dice que el pago de 6,3 millones por el asesoramiento en la compra está justificado

Exdirectivo de B3 Cable dice que el pago de 6,3 millones por el asesoramiento en la compra está justificado

La defensa solicitó sin éxito que no haya juicio porque “no hay” apropiación indebida y el delito fiscal está “prescrito”.

SANTANDER, 30 de enero (EUROPA PRESS)-

Uno de los ex directivos británicos de B3 Cable acusado de la compra en 2008 de la fábrica de Maliaño (Camargo) sostiene que el pago de 6,3 millones a Axis Ventura -la empresa que prestó asesoramiento y gestión para la citada adquisición- está justificado; Para estos servicios existía un contrato previo y un documento que acreditaba su prestación.

Así lo dice en su declaración el que fuera director financiero de B3 Cable y propietario del 30% de las acciones de la empresa Maliaño, y que también se desempeñaba como administrador adjunto de la misma, en el juicio que comenzó este martes en el Audiencia Provincial y en el que se encuentra uno de los siete acusados ​​de malversación y delito contra el erario público por una operación relacionada con la compra de la central cántabra.

En concreto, se les acusa de malversar estos 6,3 millones de la financiación que recibieron para comprar la fábrica de Maliaño, transfiriendo este dinero a una sociedad, Axis Ventura, en la que cinco de ellos tenían participación y que, según el Ministerio Público, «no No prestar ningún servicio ni realizar ninguna gestión.

Para el Ministerio Público, los imputados participaron en las dos empresas con la intención de obtener un “beneficio ilegal”. Y, a su juicio, todos los imputados se beneficiaron de esos 6,3 millones de euros, ya sea “en efectivo o en productos diversos que beneficiaron a sus fondos de pensiones, bonificaciones, bonos…)”.

En concreto, el director financiero, que fue el primero de los imputados en declarar en el juicio, aseguró que no tiene acciones en Axis Ventura ni un puesto directivo, aunque actuó como consultor de esta empresa. Además, reconoció haber recibido un bono por la operación.

En su testimonio, sostuvo que Axis Ventura tomó medidas para comprar la fábrica de Maliaño, como, por ejemplo, participar en negociaciones para definir el precio y ser responsable de obtener financiamiento para la operación.

Además, afirmó que gracias a la participación de esta empresa fue posible la transacción y la generación de beneficios para la fábrica de Maliaño.

En este sentido, explicó que fue la central de Camargo la que tuvo que pagar esos 6,3 millones porque “fueron ellos quienes recibieron el beneficio”.

En 2009, la Asamblea General de B3 Cable aprobó las cuentas anuales del año anterior, en las que se incluía la factura por estos 6,3 millones. A continuación, B3 Cable pagó el Impuesto sobre Sociedades, deduciéndose la citada factura.

Según el Ministerio Público y la Fiscalía del Estado –que también figura como acusación en el juicio–, al hacerlo defraudaron a Hacienda con 508.590 euros al “deducir gastos que no son gastos porque son servicios ficticios”. Es por eso que, además del delito de malversación de fondos, a cada uno de los imputados se le imputa uno contra el erario público.

Por estos delitos, el Ministerio Fiscal solicitó penas de hasta seis años de prisión para los acusados ​​de estos delitos y multas que oscilan entre 1,5 y 2 millones de euros.

LA DEFENSA SOLICITA NO CELEBRAR EL JUICIO

Antes de comenzar las declaraciones de los imputados, la sesión comenzó con la fase de preguntas previas, en la que los abogados defensores pidieron que no se llevara a cabo el juicio y que los imputados fueran absueltos.

Como principales argumentos defendieron la posición de que el delito fiscal (contra el erario público) estaba prescrito y, por otro lado, sostuvieron que “no es posible” tipificar la actuación de los imputados en el delito de apropiación indebida porque , como decían, en su interior no hay lugar para una “autoapropiación inapropiada”.

En este sentido, argumentaron que no se puede considerar apropiación indebida cuando los demandados tenían en sus manos el 100% de B3 Cable y transfirieron esos 6,3 millones a otra sociedad en la que también participaban.

A su vez, ni el Ministerio Público ni el Ministerio Público coincidieron con este razonamiento. El Ministerio Público sostiene que no se trata de una “autoapropiación indebida”, ya que no todos los socios de B3 Cable tenían participación en Axis Venture.

Además, añadió que el pago de esos 6,3 millones fue una operación que «debilitó» y «perjudicó» a B3 Cable y fue «el inicio de un empeoramiento económico» que culminó con la quiebra de la empresa y su proceso concursal.

Luego de unos minutos de receso para que los miembros de la Sala deliberen, rechazaron el pedido de la defensa de que no haya juicio y explicaron que las cuestiones previas que plantearon se resolverán en la sentencia.

El juicio continúa este miércoles 31 con declaraciones de otros imputados -hoy sólo lo hicieron dos- y se espera que continúe hasta el jueves y la próxima semana.