Local  

La Audiencia juzga a 18 acusados de defraudar a la Seguridad Social a través de una empresa sin actividad real

La Audiencia juzga a 18 acusados de defraudar a la Seguridad Social a través de una empresa sin actividad real

El Ministerio Público pide cinco años de prisión para los dos principales imputados y dos años para el resto

SANTANDER, 20 de noviembre (Diario de Cantabria) –

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará la próxima semana a 18 personas acusadas de defraudación a la Seguridad Social a través de una empresa de venta de vehículos y de construcción y reparación, por las que el Ministerio Público pide penas que van de los dos a los cinco años de prisión.

El juicio está previsto para los días 21, 22, 24 y 25 de noviembre, en sesiones que comenzarán a las 9:30 horas.

Según el oficio del Ministerio Público, dos de los imputados adquirieron dicha empresa, que hasta entonces había presentado y cotizado a la Seguridad Social de sus trabajadores. Sin embargo, desde que se realizó la compra, la empresa ha presentado los boletines de cotizaciones pero no ha obtenido ningún ingreso de las cotizaciones.

“La empresa no tenía sede real y domicilio fiscal, no tenía centro de trabajo y no disponía de los medios materiales necesarios para asegurar los supuestos puestos de trabajo en el sector de la construcción y/o venta de vehículos”, dice el escrito.

Y añade que nunca ha tramitado licencias para realizar su obra y no ha podido presentar ningún contrato mercantil de obra o prestación de servicios ni facturas de obra ejecutada, “y esto porque nunca se ha prestado ninguna, siendo una empresa con ninguna actividad real».

En estas circunstancias, los dos imputados, “simulando completamente una relación laboral inexistente y sabiendo que los puestos de trabajo nunca se cubrirían, procedieron a numerosas altas de trabajadores en la Seguridad Social”.

Además, se mantuvieron en esa situación “el tiempo suficiente para poder acceder a las prestaciones y subsidios por desempleo, sin haber pagado nunca las respectivas cotizaciones a la Seguridad Social”.

Luego, se entregó el acta de terminación del contrato de trabajo y el certificado de la empresa, facilitando así el cobro de beneficios a los presuntos trabajadores.

El resto de imputados son personas que acordaron con los dos anteriores y firmaron contratos de trabajo, “aún sabiendo que nunca ejercerían ninguna actividad laboral”, dice el fiscal.

A cambio de obtener el contrato ficticio, estas personas supuestamente entregaron sumas de dinero a los otros dos imputados que no pudieron determinarse.

PENALIZACIONES

El Ministerio Público considera los hechos como un delito continuado de falsedad en competencia con el delito de defraudación a la Seguridad Social, mereciendo, en el caso de los dos principales imputados, una pena de cinco años de prisión para cada uno, multa de 441.044 euros y pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o prestaciones fiscales y de Seguridad Social durante ocho años.

Para el resto de imputados pide una pena de dos años de prisión y una multa de 4.500 euros. Además, exige que, como responsabilidad civil, indemnicen al Servicio Público de Trabajo Estatal (SEPE) por las cantidades que indebidamente cobraron.

La Fazenda Geral da Previdência Social y el SEPE realizan la acción penal privada y se suman al pedido de condena que hizo el Ministerio Público para los dos principales imputados.

Por lo demás, piden que la pena de prisión sea un poco más elevada: dos años y un mes de prisión, con multa de 4.500 euros, que también pide el Ministerio Fiscal.

Además, en el caso del SEPE, solicita, a título de responsabilidad civil, que los dos demandados principales lo indemnicen solidariamente en la cantidad de 65.230 euros, y el resto de demandados en el importe de las cantidades indebidamente percibidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.