Local  

Revilla y Raquel Sánchez reafirman a la UE su apuesta mutua por el tren a Bilbao

Revilla y Raquel Sánchez reafirman a la UE su apuesta mutua por el tren a Bilbao

Enviar una carta conjunta al Comisario Europeo de Transportes para insistir en su inclusión en la Red Transeuropea

SANTANDER, dic. 7 (Diario de Cantabria) –

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, han enviado este miércoles una carta conjunta a la comisaria europea de Transportes, Adina Vâlean, en la que reafirman la petición de inclusión de la tramo ferroviario entre Santander y Bilbao de la Red Básica Ampliada de la Red Transeuropea de Transporte y ratificar el «compromiso financiero» del Gobierno de España con esta infraestructura para que pueda estar finalizada en 2040.

Tras la reunión del Consejo de Ministros de Transportes de la UE celebrada el pasado lunes, que finalizó sin introducir cambios en el mapa de la nueva regulación ferroviaria -por tanto con Cantabria excluida-, Revilla y Sánchez insistieron oficialmente y por escrito en la importancia de esta conexión «no sólo para España, sino para el buen desarrollo del Corredor Atlántico y para el cumplimiento de los objetivos en materia de cambio climático con los que se compromete la Unión Europea”.

Así lo recoge textualmente la carta enviada hoy a Bruselas, en la que aseguran que «la deficiente red ferroviaria atenta contra la competitividad de las comarcas del litoral cantábrico» y defienden la ejecución del tramo entre Santander y Bilbao para el año 2040 como «un paso lógico consecuencia de la conclusión en 2030 del tramo transfronterizo entre el País Vasco y el sur de Francia».

“Ambos proyectos tienen un carácter estratégico importante y cualquier retraso tendrá efectos muy negativos en los objetivos de cambio climático fijados por la UE”, afirman.

Además, «conscientes de que cualquier modificación de la propuesta de revisión presentada por la Comisión Europea requiere apoyo financiero», subrayan el «compromiso financiero que asume el Gobierno de España con esta infraestructura» y confían en que la Eurocámara recoja la enmienda presentada por varios eurodiputados españoles de diferentes grupos políticos para que el tren a Bilbao aparezca en la red extendida.

En la carta al comisario europeo, el presidente y la ministra de Transportes cuantifican el impacto del nuevo tramo ferroviario en 11.500 millones de euros, con una transferencia de viajeros del 123%, un incremento del transporte de mercancías del 150% y un importante reducción de CO2.

“Es un proyecto con una clara dimensión transnacional y europea, ya que nace de la necesidad de reforzar la conexión con Irlanda tras el Brexit”, añaden, recordando las conexiones marítimas existentes entre Bilbao y Santander y la línea irlandesa entre Cork y el Cantábrico capital. , que unido al tramo ferroviario propuesto ofrecerá “una gran oportunidad en términos logísticos”.

Asimismo, recuerdan datos objetivos que avalan la reivindicación de Cantabria, entre los que destacan el volumen de las exportaciones con destino al Valle del Ebro oa Europa vía Bilbao (60%); la estrecha relación económica y social cotidiana entre ambos territorios, “con una conurbación de facto Santander-Bilbao que provoca un gran desequilibrio en los desplazamientos”; la saturación de la autovía Santander-Bilbao, una de las tres más congestionadas de España, con una media de 52.000 vehículos diarios, y la falta de alternativas ferroviarias, ya que el tren actual tarda 3 horas y 15 minutos en recorrer los 100 kilómetros que separan las dos capitales, con gálibos que impiden el tránsito eficiente de mercancías y que hacen que el 98% del mismo se realice por carretera.

En línea con su discurso en el Consejo de Ministros de este lunes, la ministra ha subrayado que España necesita financiación adicional para avanzar en el plan de migración para la dimensión internacional y para la inclusión de todas las infraestructuras solicitadas, nodos de transporte y nodos urbanos, entre Santander -Tren de Bilbao y su incorporación a la Red Básica Ampliada.

“Para conseguir una verdadera Red Transeuropea de Transporte es necesario cumplir los compromisos de todos los Estados y el Gobierno de España apuesta por esta necesaria infraestructura por las razones ya señaladas, por las que seguiremos insistiendo a lo largo de las negociaciones”, concluye la carta.