Local  

Una balsa de lodo bajo el Palacio Municipal obliga a modificar las obras de estabilización

Una balsa de lodo bajo el Palacio Municipal obliga a modificar las obras de estabilización

El cambio no encarecerá el proyecto y difícilmente lo retrasará, ya que se prevé que esta fase finalice en «febrero o marzo»

TORRELAVEGA, 22 de noviembre. (Diario de Cantabria) –

Las obras de estabilización del Palacio Municipal de Torrelavega, que se iniciaron a finales de mayo, tuvieron que cambiar de estrategia al encontrarse un charco de lodo bajo el edificio, que impidió continuar con la solución inicialmente escogida, que consistía en la colocación de micropilotes para fijar el estructura.

Este es el método «más común» utilizado en este tipo de situaciones para estabilizar edificios en riesgo de ruina, como amenaza el Palacio, pero en este caso no dio el resultado esperado al encontrarse una capa de lodo «muy sensible». y agua y también unos muros con una estructura «muy frágil» que no aguantaría el cosido posterior que se pretendía hacer con los nuevos elementos.

Así, se optó por una solución que ahora sería la más “óptima” y que consiste en un procedimiento de inyección de hormigón para, en definitiva, “convertir ese lodo en un material existente”. Además, no encarecerá el presupuesto -ronda los 700.000 euros, como el primero- y es poco probable que retrase la obra, ya que empezó a finales de marzo con un plazo de seis u ocho meses y ahora se estima que terminará en «febrero o marzo».

Así lo explica el ministro de Fomento, José Luis Gochicoa, que ha visitado este martes el Palacio Municipal junto al alcalde y el primer teniente de alcalde y el concejal de Obras, Javier López Estrada y José Manuel Cruz Viadero, respectivamente.

Según indicaron, los problemas surgieron «al poco» del inicio de la acción, por lo que se detuvo «rápidamente» y se ha estado estudiando durante dos meses una nueva solución, que comenzó a implementarse la semana pasada y se comprobó que es la correcta.

Y es que cuando se empezaron a colocar los micropilotes inicialmente previstos, apareció una zona de barro y rocas de gran tamaño que dificultaba la perforación y en la que cualquier actuación “provocaba movimientos en el entorno” y fisuras en la edificación.

Así, la nueva solución, que se utilizó en su momento en el Metro de París, consistía en inyectar hormigón a través de tubos a una presión suficiente para llegar al terreno circundante y estabilizarlo. Es decir, «convertir este lodo en un material resistente para que la estructura tenga la capacidad de soportar una superficie que estaba oscilando», explicó Gochicoa, refiriéndose que se está haciendo un control «milimétrico» para detectar si hay «algún mínimo desviación» en la estructura.

El problema se ha localizado principalmente en la zona principal, el Palacio Consistorial, mientras que en las partes laterales el terreno es diferente, sin la presencia de este lodo, y allí “probablemente” las obras irán “mucho más rápido”.

El alcalde ha agradecido el «esfuerzo» de la Consejería en la gestión de esta obra, tanto al principio con la redacción del proyecto y la adjudicación con carácter de urgencia por el riesgo de derrumbe como ahora para hacer frente a esta «adversidad» encontrada.

Además, para el Ayuntamiento, la solución se cumplirá en una fecha «admitida», ha dicho, ya que en el primer semestre de 2023 el edificio estará «perfectamente consolidado». Y, mientras tanto, están “tranquilos” porque la estabilidad del Palacio está “perfectamente asegurada” gracias a la cimbra.

USO COMO SEDE MUNICIPAL

Tal y como adelantaron el alcalde y el concejal de Obras, todo indica que una vez reparado el inmueble, se le dará el uso de la cabecera municipal que antes tenía.

No obstante, queda «mucho tiempo», al menos cuatro años para poder volver a utilizarlo, por lo que será la próxima Corporación en sacar adelante el proyecto, que supondrá la anexión a las instalaciones del Cine Pereda, adquiridas por el Ayuntamiento. Consejo en 2019.

Asimismo, se decidirá más adelante el uso que se dará al edificio de la plaza Baldomero Iglesias, donde ahora se ubican las oficinas municipales tras el traslado que se realizó desde Palacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.