Motor  

Baleares estudiará si es factible limitar los coches de gasolina en 2030

Baleares estudiará si es factible limitar los coches de gasolina en 2030

PALMA, 1 de diciembre (EUROPA PRESS)-

El director general de Economía Circular, Transición Energética y Cambio Climático del Gobierno de Baleares, Diego Viu, afirmó que habrá que estudiar «si es viable y no invade las potencias europeas» limitar los coches de gasolina de aquí a 2030. tras la inclusión de las Islas Baleares este año, el viernes, en un programa de la Comisión Europea para alcanzar la descarbonización total en 2030.

“Se trata de estudiar, ver si se puede hacer, si hay maneras y, si no es viable, decidir hasta dónde podemos llegar, porque el transporte terrestre es uno de los principales emisores de carbono y hay que tomar medidas y ver cuáles son. el más efectivo”, insistió.

Así lo detallaron este viernes en una rueda de prensa el ministro de Empresa, Empleo y Energía, Alejandro Sáenz de San Pedro, y el director general de Economía Circular, Transición Energética y Cambio Climático, Diego Viu, en la que reconocieron que la Comisión La La propuesta es “ambiciosa”, por lo que estudiará “hasta dónde podemos llegar”.

Sáenz de San Pedro ha expresado su «satisfacción» por que la comisión haya seleccionado a Baleares, además de otros 30 archipiélagos europeos para este programa piloto, y con el que pretende dar «un impulso decidido a todas las políticas de descarbonización y lucha contra el cambio climático».

El concejal indicó que este será “un eje más de los objetivos para 2050”, por lo que “todo lo que se pueda avanzar y adelantar fechas será una buena noticia”.

A su vez, Viu destacó que su departamento consiguió demostrar «técnicamente con argumentos» a la Comisión Europea, que hay «un proyecto serio», «una voluntad decidida y firme» y que se hizo un «buen análisis» de la situación.

“Además, levantaron la mano para decir que no quieren el mínimo que quiere Europa, sino que quieren más, y que están dispuestos a ir ese paso más allá de lo necesario para hacerlo”, afirmó. presunto.

El responsable de Transición Energética explicó que el Gobierno se presentó a esta convocatoria europea al inicio de la legislatura y, tras una prórroga, se entregó el proyecto seleccionado.

“Además de la singularidad de ser islas, reconocidas por Europa como una barrera o una necesidad adicional para la transición energética, uno de los valores que ayudaron a ser seleccionados es que se alcanzó un consenso entre las distintas partes, con el Gobierno como dirigente, pero también las administraciones locales, los Consells y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico», afirmó Viu.

Asimismo, destacó que en el diseño del proyecto también participaron las diferentes distribuidoras, generadoras y operadoras del sistema energético, al entender que “tienen parte de la responsabilidad”: “Estos organismos tienen que organizarse y predecir cuál será el crecimiento y cuáles son las posibilidades para cubrirlo”. Por otro lado, también destacó que la sociedad civil y la académica han unido esfuerzos.

“Hay empresas instaladoras, ‘clusters’ y la Universitat de les Illes Balears implicadas en generar la mesa y el debate suficiente para valorar con sinceridad y realismo qué se puede hacer y ver qué se puede conseguir”, sostuvo Viu.

CONSULTORES Y CONSULTORES

De esta forma, la UE será la encargada de aportar consultores y expertos en la materia para asesorar y definir las medidas a implementar. “El hecho de que se trate de un proyecto compartido por 30 archipiélagos aportará impresiones y prácticas de transición energética que ayuden a Baleares”, señaló Viu.

El director general precisó que el proyecto identificará las barreras que impiden ese avance de la descarbonización de 2050 a 2030 y, si no se puede llevar a cabo, se considerará la posibilidad de implementar el marco legal para avanzar -con «seguridad jurídica»-. ., definirá un programa de incentivos necesario y desarrollará nuevas tecnologías que podrían ayudar en términos de movilidad, puertos o almacenamiento de energía.

Respecto a la posibilidad de que este proyecto no sea realista, el director general sostuvo que es «muy ambicioso» pero «antes de rendirse y tirar la toalla, tenemos que hacer el análisis para ver si podemos llegar y, si podemos, «Ya veremos qué está en nuestras manos para lograrlo».

Preguntado por las principales barreras que se pueden encontrar para alcanzar este hito, Viu apuntó a la regulación que «dificulta la penetración de las energías renovables», ya que los sistemas para implementarlas son «complejos» y «en ocasiones acaban con proyectos que ya estaban en marcha. desde hace dos o tres años y no han obtenido la acreditación para ser implementados.

“Este plan es de la última década y la tecnología y la velocidad o incluso la ambición de la propia UE ha avanzado mucho más rápido, por lo que necesita una actualización”, argumentó.

Así, una vez revisadas la normativa y los objetivos, sostuvo que “habrá que modificar el ritmo de las inversiones y pedir al Gobierno y a la UE la ayuda necesaria”, por lo que indicó que el desarrollo de la energía fotovoltaica es un El terreno rústico “forma parte del proyecto” pero se hará “de forma ordenada y sensata”.

Respecto a la posibilidad de cerrar centrales térmicas en 2030, como Son Reus o Cas Tresorer; El responsable de Transición Energética destacó que Endesa “quiere evaluarlo”, porque es “consciente de lo que genera” y “quiere validarlo si es posible con un informe científico y alternativas”.