Ravel, un rotundo fracaso en Málaga antes de estrenar su «Bolero»

Ravel, un rotundo fracaso en Málaga antes de estrenar su «Bolero»


José Luis Picón I Málaga (EFE).- El ‘Bolero’ de Maurice Ravel se ha convertido en una de las piezas musicales más susurradas por el gran público. Pero no es tan conocido que, apenas dos días antes del estreno en París, el compositor francés ofreció un concierto en Málaga, que fue un rotundo fracaso.

Era el 20 de noviembre, pero de 1928, cuando, inmerso en una gira por España, el músico llega a Málaga invitado por su Sociedad Filarmónica, institución nacida en 1869 y que, por tanto, supera ya los 150 años de historia.

Ravel viajó acompañada de una soprano, Madeleine Gray, y un violinista, Claude Levy, para interpretar sus partituras, explica el actual presidente de la Sociedad Filarmónica de Málaga, Pablo Lamothe.

Real Conservatorio María Cristina

Real Conservatorio María Cristina

El escenario escogido fue el antiguo Real Conservatorio María Cristina, construido en 1871 sobre los restos de un monasterio franciscano del siglo XV y actualmente denominado Sala de Conciertos María Cristina Unicaja por pertenecer al Fundación Unicaja.

Según indicaba el programa del concierto, previsto para las nueve y media de la noche, se utilizaría un «piano Bechstein donado por la casa Juan López» y se interpretaría una serie de piezas divididas en dos partes.

Cuando Ravel interpretó sus composiciones, “el público comenzó a levantarse de sus sillas y a salir de la sala”, pero aun así, el músico francés aceptó con desdén el estrepitoso fracaso que denotó la reacción de los espectadores.

“A Ravel le pareció que la gente lo hacía con mucha educación y sin fanfarria”, como señaló en los compases finales del espectáculo a sus compañeros de escenario, informa Lamothe.

Ravel, un rotundo fracaso en Málaga antes de estrenar su "Bolero"

el actual presidente de Sociedad Filarmónica de Málaga, Pablo Lamothe. EFE/Carlos Díaz

música estrictamente contemporánea

Seguramente, el estrepitoso fracaso cosechado por Ravel se debió a que su “música era estrictamente contemporánea, la más antigua podía tener cinco años, y el público no estaba acostumbrado, menos en España y menos en Málaga”.

En Madrid o Barcelona esta música hubiera tenido menos repercusión, pero en Málaga no había muchos conciertos de este tipo. Era una música muy llamativa y tenía un lenguaje muy diferente al que se escuchaba en la ciudad”, dice el presidente de la Sociedad Filarmónica.

Agrega que el propio «Bolero», compuesto como parte de un ballet encargado por la bailarina Ida Rubinstein, fue «también en su momento una pieza muy vanguardista, porque sin ser dodecafónica era muy moderna, y en París también fue recibida con cierta protesta».

Además del estrepitoso fracaso sobre el escenario, un resfriado fue el otro recuerdo de aquella visita, y parece que el clima malagueño no le sentó bien.

Ravel «tenía una salud muy frágil y era una persona muy introvertida, a diferencia de su música, que en general era muy brillante y alegre», según Lamothe.

Testimonio de Madeleine Grey

Marcel Marnat, biógrafo de Ravel, plasmó el testimonio de Madeleine Gray sobre aquel concierto, tal y como recoge Enrique Benítez Palma en el libro «Sociedad Filarmónica de Málaga. 150 años de música», editado por Fundación Unicaja.

Recuerdo un concierto en Málaga donde, en pequeños grupos, el público, poco aficionado a la música y menos familiarizado aún con la música moderna, se retiraba discreta y cortésmente, pero sin dejar de marcharse”, explicó Grey.

“Se terminó el show y cuando llegó el momento de saludar no teníamos más que filas de asientos vacíos frente a nosotros”, lamentó la soprano.

Y añadía Gray que «cualquier otra persona que no fuera Ravel se hubiera aburrido», pero para él «la situación era francamente agradable» y «sentía una gran simpatía hacia este público que tenía, la falta de comprensión y hasta de paciencia, la valor de tu opinión». EFE

Violeta Gil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.