Taburete resurge con «Matadero 5»

Taburete resurge con «Matadero 5»


Silvia García Herráez |

Madrid (EFE).- Como un ave fénix que resurge de sus cenizas, la banda Taburete «resurge de la melancolía» con «Matadero 5», un quinto disco «más maduro en cuanto a sonido y letras», más festivo y con el que ponen un pista de sonido «muy festivo» para Navidad.

«Para nosotros es como un resurgir, como salir del matadero. Nos matan, pero volvemos más fuertes”, dijo a Efe el vocalista Guillermo Bárcenas, quien agregó que con este disco querían “arriesgarse y dar un paso adelante” tanto en la producción como en la letra.

También significa alejarse de la melancolía y volver al tono festivo que tanto les faltaba. «Es mucho más optimista que el disco anterior, cuando estaba viviendo un momento más triste y complicado de mi vida. Por eso estoy en otro momento vital, mucho mejor, más feliz y con muchas ganas de comerme el mundo, así que tiene un tono diferente”, explica.

Guillermo Bárcenas (d) y Antón Carreño, integrantes del grupo Taburete, posan durante una entrevista con EFE. EFE/Fernando Alvarado

Por su parte, Antón Carreño (guitarra y coros) señala que el disco, compuesto por diez temas y cuyo nombre es un homenaje al libro homónimo de Kurt Vonnegut que publicó en 1969, marcará «un antes y un after» en la banda por «madurez», así como por la «apertura de estilos» que tienen y nunca antes experimentaron.

“Queríamos tocar con una variedad de géneros que nunca antes habíamos probado, como flamenco, electrónica, ranchera o algo más pop-rock. Toda esta diversidad hace que el disco sea muy divertido y al escucharlo no resulta aburrido ni pesado”, detalla.

«Nos dijeron ‘no’ a colaborar por miedo

Precisamente, el flamenco teje la canción «preferida» de Bárcenas, «Penúltimo beso», single que cantan junto a Miguel Campello y en el que hablan de ese último beso que consiguió dar a su madre, Rosalía Iglesias, antes de ir a prisión.

Dicen que trabajar con el artista ilicitano ha sido «brutal»: «Queríamos un cante flamenco y yo quería a Miguel desde los días de ElBicho, así que le enviamos un mensaje con el tema, le encantó y aceptó colaborar». Fuimos a su casa de Murcia a grabar y desde allí tenemos una gran amistad”, cuenta el vocalista.

También destaca las colaboraciones en el disco con La Húngara, Omar Montes y José Mercé y, aunque confiesa que para este disco las colaboraciones en realidad han aparecido de una forma «muy orgánica» y que todo el mundo decía «sí» rápido, en otros tiempos no suele ser así por la ideología del grupo.

Las heces vuelven con "matadero 5"🇧🇷 "Nos matan pero volvemos más fuertes"
Guillermo Bárcenas (d) y Antón Carreño, integrantes de la banda Taburete. EFE/Fernando Alvarado

“Muchos nos dijeron que no por los prejuicios que les podía causar ser quienes éramos o porque tenían miedo de lo que la gente pudiera pensar después. Pero es cierto que para este disco tuvimos mucha suerte”, avanza Carreño.

En esta línea, Bárcenas añade que “Taburete es cada vez menos isleño, cada vez menos ‘apestoso’ y que va abriendo camino”, matiza. De hecho, con el nuevo disco Taburete espera llegar a más gente y cambiar su forma de ver al grupo.

Tras haber dado 72 conciertos este año, en 2023 inician una gira que les llevará de nuevo al WiZink Center de Madrid (21 de abril), encuentro que después de cinco años esperan con “mucha ilusión”.

“La primera vez que hicimos un WiZink estábamos muy verdes y apenas teníamos repertorio; casi no nos escuchamos y el público realmente nos salvó. Ahora venimos con cinco discos, una banda más sólida y después de unos 300 shows. Estamos muy nerviosos pero muy contentos”, se declaran más confiados antes de una gira que les llevará también a Barcelona el 29 de abril.