Salud  

Día Mundial del Sida

Día Mundial del Sida


Sara Comendador Sotos I

Madrid (EFE).- El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida. En los últimos 40 años, se estima que alrededor de 84,2 millones de personas han contraído el VIH, 200.000 de ellas en España. De esa cifra, unos 40 millones murieron de sida, 60.000 de ellos en España, según cifras recopiladas por la ONU. La estigmatización o el diagnóstico tardío continúan acechando a esta enfermedad, pero los grandes avances sugieren una generación libre de virus en 2030.

En 1981 se detectaron los primeros casos de SIDA. Siete años después, se celebró el Día Mundial el 1 de diciembre de 1988. Las cuatro décadas que lleva la enfermedad en el mundo están marcadas por “luces y sombras” en el camino para vencer esta pandemia; no en vano, se empezó a conmemorar bajo el lema «Silencio = Muerte». Cada año gira en torno a un tema diferente, y en 2022 el lema es “Igualdad ya”.

Manifestantes en la Ciudad de México en el Día Mundial del SIDA. EFE/Mario Guzmán

Con este lema, el foco está puesto en reducir las desigualdades para que todas las personas reciban la atención necesaria para tratar y prevenir el VIH. Se celebra en todo el mundo con actividades de sensibilización y su símbolo universal es un lazo rojo.

VIH y SIDA: ¿cuáles son las diferencias?

Los conceptos de VIH y SIDA suelen confundirse, pero no son lo mismo: el VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana, que destruye las defensas y facilita la transmisión de enfermedades. Si no se trata, puede causar SIDA, que en realidad es una etapa avanzada de la infección.

En esos 40 años, las nuevas infecciones y muertes se han reducido en un 50% a nivel mundial, y el año pasado 28,7 millones de personas tuvieron acceso a tratamiento antirretroviral, en comparación con solo 7,8 millones en 2010.

10.000 globos en el cielo lanzados para el Día Mundial del SIDA
En Brasil, se lanzaron 10.000 globos en 2017 para el Día Mundial del Sida. EFE/Fernando Bizerra Jr.

Unas 650.000 personas murieron de sida en 2021 y 1,5 millones de personas se infectaron con la enfermedad el año pasado, según el informe anual del Programa de las Naciones Unidas para Combatir el VIH/sida (ONUSIDA).

La PrEP (profilaxis preexposición), la píldora preventiva contra el sida, está incluida en el Sistema Nacional de Salud de España desde 2019 y ya está disponible en todas las comunidades para homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (GBHSH). así como para transexuales y mujeres que ejercen trabajo sexual y no utilizan preservativo de forma habitual.

Una botella de PrEP y pastillas en una clínica de la Cruz Roja en Bangkok
Un frasco y pastillas de PrEP, el medicamento que puede ayudar a prevenir el VIH en personas que no tienen el virus pero corren el riesgo de contraerlo. EFE/Rungroj Yongrit

En el XIII Congreso Nacional del Grupo de Estudio del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), el principal foro científico sobre el VIH en España, los médicos denunciaron la falta de detección precoz. “No hacemos suficientes pruebas. Tenemos que hacer el mea culpa de nuestro colectivo sanitario, ya que muchos de los que acaban siendo diagnosticados ya han pasado antes por una consulta”, dijo el doctor Arribas, del Hospital Universitario La Paz, en Madrid.

Los estigmas significan que es posible que el propio personal de salud no vea a los pacientes mayores que no se hacen la prueba como «potencialmente infectados con el VIH».

En este congreso se denunció que en un país desarrollado y con recursos se debe apuntar a reducir al máximo el número de infectados. O presidente do SEIMC, Antonio Rivero, denunciou que a Espanha «continua sendo o único país do mundo desenvolvido» sem especialização em doenças infecciosas e optou pelo MIR para formar novos médicos com esse conhecimento específico, já que no contexto atual esses as patologias «vieram para quedarse».

Un camino hacia menos estigma

El 48% de los españoles cree que el VIH y el sida son lo mismo, según el Estudio Creencias y actitudes de la población española hacia las personas con VIH, realizado por la Coordinadora Estatal de VIH y Sida (Cesida) y coordinado por Mª José Fuster, director ejecutivo de SEISIDA.

Sin embargo, el mismo estudio muestra que casi el 90% de los españoles tienen un mejor conocimiento sobre el VIH y el SIDA y muestran una actitud de mayor aceptación y/o normalización hacia las personas que viven con el virus.

Afirma que el 95% de los españoles saben cómo se transmite: compartir jeringuillas o cuchillas o tener relaciones sexuales sin preservativo, aunque solo el 22% incluye la transmisión a través de la leche materna.

En cuanto a los sentimientos negativos hacia las personas con VIH, solo el 10% estuvo de acuerdo en que las personas con VIH se lo merecen porque consumieron drogas o tuvieron relaciones sexuales.

Activistas con caras pintadas participan en una campaña de sensibilización sobre el VIH en Calcuta
Activistas con pintura facial participan en una campaña de sensibilización sobre el VIH en Kolkata, India. EFE/Piyal Adhikary

Asimismo, las creencias erróneas sobre las vías de transmisión disminuyen paulatinamente. El 11% piensa que compartir un vaso puede transmitir el VIH y el 21,3% que te puedes contagiar por la picadura de un mosquito.

Por el contrario, aumentan los sentimientos positivos y no cambia el bajo nivel de contacto que la población tiene con las personas con VIH. El deseo de segregar a las personas con el virus comenzó en un 20 % en 2008, subió a aproximadamente un 13 % en 2012 y ahora ronda el 8 %.

Una iniciativa de Cesida llamada “Hazte la prueba” trabaja para conseguir lo que llaman el reto 90-90-90. La meta es que el 90% de las personas con VIH conozcan su diagnóstico, para que el 90% reciba tratamiento antirretroviral y el 90% logre la indetectabilidad viral.

Actualmente, es posible realizar la prueba en varios puntos de la geografía española que la iniciativa incluye en su web.

¿Una vacuna contra el VIH?

Con el precedente sentado por la carrera acelerada por una vacuna contra el COVID-19, hay muchas los que se preguntan sobre el estado de este tema Como explicó a EFE José Alcamí, “no tenemos un modelo a seguir en lo que respecta al VIH porque el sistema inmunitario no es capaz de controlar la infección”.

Actualmente se están probando vacunas neutralizantes limitadas. También se están probando técnicas de edición genética en ratones y ya se ha conseguido destruir la parte del virus que se integra en el genoma de la célula infectada. Esta técnica combinada con la terapia retroviral ahora se está estudiando. Estas técnicas aún no han salido del laboratorio y tendrían que ser muy específicas para ser aplicadas en humanos.

Una persona sigue las instrucciones de un profesional de la salud para hacerse la prueba del VIH
Una persona sigue las instrucciones de un profesional de la salud para hacerse la prueba del VIH. Condimento EFE/Biel

A pesar de esto, el número de personas con acceso a antirretrovirales aumentó el año pasado. Por regiones, África Oriental y Meridional concentra casi la mitad de todos los casos de sida en el mundo: 20,6 millones, de los cuales el 78% tiene acceso a tratamiento antirretroviral.

El informe de la ONU destaca la desigualdad de género en la lucha contra el SIDA en diferentes regiones del mundo. En el África subsahariana, las niñas de 15 a 19 años tienen el doble de probabilidades de infectarse que los hombres del mismo grupo de edad.

Aún así, el estado estigmatizante y silencioso de la pandemia del SIDA es mejor ahora que hace décadas. El acceso a la medicación ha aumentado y la sociedad es cada vez más empática e inclusiva con los afectados.