Salud  

España tiene un problema con la precariedad de sus sanitarios

España tiene un problema con la precariedad de sus sanitarios


Lourdes Velasco |

Madrid (EFE).- España, como la mayoría de los países de nuestro entorno, tiene un problema en su sistema sanitario que preocupa mucho a la Organización Mundial de la Salud (OMS): la gran tarea es planificar los recursos humanos y mejorar las condiciones de los trabajadores de la salud, como aseguró Tomás Zapata, asesor regional de recursos humanos en salud de la OMS en Europa, en una entrevista con EFE.

Zapata, que participó esta semana en Madrid en una jornada sobre Atención Primaria organizada por el Ministerio de Sanidad, expresa a EFE su preocupación por las consecuencias de las precarias condiciones laborales de los profesionales españoles.

“Durante la pandemia, los trabajadores estuvieron expuestos a altos niveles de carga de trabajo, alto estrés, ansiedad (…) debe ser en términos de carga de trabajo, flexibilidad laboral y conciliación”, explica.

Un trabajador atiende a un paciente en un centro de salud de Madrid. EFE/Mariscal

Este asesor del organismo que supervisa la salud global recuerda que una encuesta colegiada de 2019 encontró que hasta el 40% de los médicos en España tenían un contrato temporal.

La entidad va a realizar un estudio comparativo con los salarios de médicos y enfermeras en diferentes países. De momento, Zapata sólo avanza que en España el gasto sanitario -en relación con el Producto Interior Bruto (PIB)- es relativamente «barato o eficiente respecto a otros sistemas», y una de las causas son los salarios.

Zapata, que se formó precisamente como médico de familia en Madrid, cree que el principal problema está en la Atención Primaria de Salud, donde los médicos de familia, pediatras y enfermeras están sobrecargados de trabajo.

“Si tenemos profesionales sanitarios de baja por depresión, agotamiento o burnout, al final no podemos prestar los servicios necesarios”, explica este consultor de la OMS.

Un wc descansaba en el exterior del Hospital de Igualada, en Barcelona, ​​durante los primeros meses de la pandemia
Un WC reposaba en el exterior del Hospital de Igualada, en Barcelona, ​​en los primeros meses de la pandemia. EFE/Susana Sáez

El desafío de atraer a los jóvenes, especialmente a la enfermería

Zapata garantiza que estamos en un «momento crítico» en general en Europa, pero cree que hay países que «están mejor», lo que significa que tienen una muy buena planificación a largo plazo que les permite proyectar cuál será el necesidad de baños en los próximos 10 o 15 años.

España, a su juicio, también avanza. Cita un informe del Ministerio de Salud en el que se hace una proyección para el año 2028 y 2035 de las diferentes especialidades médicas y las necesidades que habrá.

Esta planificación es importante, dice, para no producir un «exceso» de sanitarios como ocurrió hace 30 años en España, ni quedarse corto. Una primera medida a corto plazo, según Zapata, es “retener los que tenemos”.

Y la segunda es atraer a nuevas personas, principalmente jóvenes, a especialidades como la enfermería, ya que España está por debajo de la media europea no solo en número de profesionales en activo, sino también en formación.

Manifestación de enfermeras y enfermeros en Madrid el pasado mes de abril
Manifestación de enfermeras y enfermeros en Madrid el pasado mes de abril. EFE/JJ Guillén

“También debe haber una reflexión sobre el papel y el papel que juegan las enfermeras en la prestación de los servicios”, cuestiona Zapata.

La asesora de la OMS es autora de un informe sobre la situación de los recursos humanos en 53 países de la región europea que presenta datos demoledores: en uno de cada tres países, al menos el 40% de los médicos tiene más de 55 años, es decir, jubilarse en diez años.

Sin embargo, los datos procesados ​​por la OMS no corroboran el éxodo de profesionales que advierten algunos titulares. “Lo que vemos es que, más o menos, en 2020 emigraron alrededor de 300 médicos”, dice Zapata, quien recuerda que nuestro país es un “receptor neto de médicos”.

“Eso no quiere decir que (el éxodo) no pueda aumentar en el futuro, sobre todo con las nuevas generaciones que vienen preparadas hablando diferentes idiomas”, especifica.

El mayor déficit de personal se encuentra en la primaria.

En España, el mayor déficit de personal se produce en Atención Primaria. «Tenemos que empezar a actuar ya (…) si queremos sustituir a todos los médicos de familia que se van a jubilar en los próximos 15 o 20 años».

Es una especialidad imprescindible para la Organización Mundial de la Salud, porque, dice, los sistemas sanitarios que invierten en Atención Primaria “consiguen buenos resultados sanitarios y de forma muy eficiente”.

España invierte el 14% de su gasto total en sanidad en Primaria, un punto por encima de los 53 países de la región europea, pero los datos -señala- son «muy malos», por debajo de lo deseable.

En nuestro país, dice Zapata, el financiamiento de la atención hospitalaria sigue aumentando, mientras que la atención primaria aumenta mucho menos, es decir, la brecha es cada vez mayor.

Las consecuencias de no invertir en atención primaria, advierte el experto de la OMS, ya son visibles: las urgencias están saturadas, y esta no es una forma “eficiente” de atender a los pacientes. Además, Zapata pronostica que en unos años también tendrá un impacto en la atención hospitalaria.

Incentivos para llevar médicos a zonas despobladas

Otra de las dificultades a las que se enfrenta España, a juicio de la OMS, es atraer a profesionales sanitarios para trabajar en las zonas rurales.

GRAF1101 ESPANA CORONAVIRUS PROFESIONES IMPRESCINDIBLES
Varias personas esperan su turno para entrar en el centro de atención primaria de Allariz (Ourense) EFE/Brais Lorenzo

Incentivos económicos, mejora de las condiciones laborales, dotar a los hogares de buenas instalaciones y conexiones rápidas a Internet son algunas de las medidas que recomienda la entidad para que las zonas rurales no se vean privadas de médicos.