Admite ser culpable del asesinato de su exnovia y de haber ocultado el cuerpo de otra pareja en Torremolinos (Málaga)

Admite ser culpable del asesinato de su exnovia y de haber ocultado el cuerpo de otra pareja en Torremolinos (Málaga)

MÁLAGA, 30 de enero (EUROPA PRESS)-

El investigado en relación con los asesinatos de dos excompañeros en Torremolinos (Málaga), uno en mayo de 2023 y el otro desaparecido desde 2014, admitió su culpabilidad en el crimen de la primera mujer, pero dice que fue fruto de peleas, y garantiza que La segunda víctima no fue asesinada, aunque escondió el cuerpo, que apareció tapiado en la casa que ambos compartían en esa ciudad al momento de su desaparición.

Este investigador fue detenido por su presunta vinculación con el asesinato de Paula ocurrido el 17 de mayo en Torremolinos y, a raíz de ello y de una manifestación oficiosa ante la Policía Nacional, se le vinculó con el crimen de otra pareja anterior, Sibora. de origen albanés, desaparecido hace nueve años.

En una carta manuscrita dirigida al juzgado que conoce de ambos casos, Instrucción número 3 de Torremolinos, dice que quiere cooperar con la justicia, reconoce parte de culpa en lo sucedido a Paula, de la que está “totalmente arrepentido”; e insiste en que él no es responsable de la muerte de Sibora, simplemente escondió el cuerpo, según aseguran varias fuentes consultadas por Europa Press.

Este martes prestó declaración en el citado juzgado sobre los dos casos y mantuvo en términos generales lo relatado en una larga carta, en la que explicó cómo era, según él, su relación con Paula, en la que había muchas peleas. y fueron separados muchas veces, aunque él niega haberla maltratado; y también lo que pasó el día de los hechos, cuando según su versión ella lo atacó con un cuchillo por celos, hubo una pelea y en algún momento de la pelea él la agarró del cuello, aunque no lo hizo. t. recuerda todo lo que pasó.

Asegura que ella siguió intentando golpearlo con el arma y él se defendió «muy fuerte», por lo que cree que tiene parte de culpa en lo sucedido, tras lo cual dice que es imposible recordar todo lo que pasó, pero vio que allí Había una gran mancha de sangre en el suelo y que Paula había dejado de respirar, por lo que entró en pánico y abandonó el lugar, indicaron fuentes.

Agrega que fue drogado e insiste en que, aunque no dice ser inocente, «nunca» habría lastimado voluntariamente a su pareja y no tenía intención de matarla; Además, pide perdón a la familia de la víctima y a Dios, con quien asegura tener una relación «muy fuerte» desde que entró en prisión.

El investigador ya ha asegurado al forense que le examinó que el día del incidente hubo una discusión con Paula, una pelea y, con un cuchillo de cocina que le había quitado unos días antes a una compañera de trabajo, la apuñaló dos veces. . la mujer.

En cuanto a Sibora, garantiza en el documento que firmó que no es como dijo la Policía, insistiendo en que él no es responsable de su muerte, aunque fue él quien escondió el cuerpo, lo que lamenta, ya que lo considera algo «repugnante. «.

En el comunicado de este martes, tal y como aseguraron a Europa Press fuentes cercanas al caso, se señalaba la presunta implicación en los hechos de un grupo de personas que dejaron dinero a la víctima y la amenazaron. Estas personas le dijeron que debía esconder el cuerpo; aunque no proporcionó ningún nombre ni información sobre esta versión.

El cuerpo de Sibora estaba en un cajón, lleno de cal y escondido entre dos paredes de la casa, y su hallazgo se produjo luego de cuatro registros en la casa, que se llevaron a cabo luego de que detuvieran a quien fuera su novio en el momento de su desaparición. presuntamente asesinando a Paula, su última pareja.

A partir de las primeras observaciones del cuerpo encontrado, pudieron distinguir la existencia de una bolsa de plástico sobre el montón de cal, que contenía un cuchillo con restos de sangre seca. Por ello, las investigaciones señalan que Sibora también fue apuñalada al igual que Paula.