El naufragio del Pitanxo cumple dos años este jueves con una investigación judicial abierta que apunta hacia el patrón

El naufragio del Pitanxo cumple dos años este jueves con una investigación judicial abierta que apunta hacia el patrón

VIGO, 11 de febrero (EUROPA PRESS)-

Este jueves se cumplen dos años del hundimiento del pesquero gallego ‘Villa de Pitanxo’, que se hundió la madrugada del 15 de febrero de 2022 en aguas de Terranova (Canadá), matando a 21 de los 24 marineros a bordo.

En los casi 730 días transcurridos desde la tragedia, los familiares de las víctimas no han dejado de pedir que se busque la verdad de lo sucedido, pues se encontraron contradicciones entre las versiones de los tres sobrevivientes. Actualmente el caso se encuentra en trámite, con una investigación que apunta a la figura del comandante del barco, Juan Padín.

Ese martes, apenas pasaban unos minutos de las 5 de la madrugada en España cuando saltaron las alarmas informando que el barco estaba experimentando problemas en las gélidas aguas del Atlántico Norte, zona cercana a donde también se hundió el mítico Titanic. el año 1912.

Según las tres únicas personas que salvaron la vida, todo ocurrió muy rápido y en cuestión de 20 minutos el barco quedó completamente sumergido, dejando a menos de diez marineros en una embarcación a la deriva durante cinco horas, hasta que fueron encontrados por otro gallego. barco pesquero, el ‘Playa Menduiña 2’. Sin embargo, muchos de los ocupantes de la balsa, que hizo agua y quedó inundada, no pudieron resistir las bajas temperaturas y murieron antes de ser rescatados.

Así, sólo el capitán del barco, Juan Padín; su sobrino, Eduardo Rial, y un marinero ghanés, Samuel Kwesi, lograron sobrevivir a la tragedia. Sus relatos sobre lo sucedido y las malas condiciones que los fallecidos relataron a sus familiares en el barco dieron lugar a una investigación sobre el inicio de los hechos.

En concreto, Padín y Rial contaron que el motor del Pitanxo se paró repentinamente, dejando el barco a la deriva en medio de una fuerte tormenta, de modo que el mar acabó tragándolo y con poco margen para que los 24 tripulantes hicieran algo para salvarlo. vidas.

Sin embargo, Kwesi aseguró que la ‘Villa de Pitanxo’ se enlodó (se le quedaron las redes atrapadas en el fondo del mar), por lo que el capitán intentó realizar varias maniobras para solucionar este problema. Así, la embarcación comenzó a volcar al no poder liberarse, absorbiendo agua hasta que el motor se paró, sin escuchar a los marineros que le pedían que soltara las redes.

INDICIOS DE 21 HOMICIDIOS IMPULSOS

De esta forma, el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, que investiga el caso, vio indicios de 21 delitos de homicidio doloso, acusando de ellos a Padín. Después de declarar ante el magistrado hace más de un año, se le ordenó retirarle el pasaporte y una medida cautelar que le obligaba a comparecer ante el tribunal cada quince días y permanecer localizado.

Desde entonces, los familiares de las víctimas han insistido en saber “toda la verdad” sobre el hundimiento. Tras la declaración ante la Audiencia Nacional de Padín, otro gran hito en la investigación se produjo cuando finalmente se aprobó la inspección visual del pecio, por la que el buque ‘Ártabro’ se desplazó hasta Terra Nova para, con un robot, realizar un registro exhaustivo de Los restos del barco en el fondo del mar y sus alrededores.

Precisamente la semana pasada se dieron a conocer las conclusiones del informe elaborado por la Comisión Permanente para la Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM), basado no sólo en estas imágenes sino también en testimonios de supervivientes y otra información recopilada.

«ERROR HUMANO»

En él, los expertos señalan un “error humano” del capitán como la “causa más probable” del hundimiento del barco. Además, consideran «plausible» la versión de Kwesi y ven «inconsistencias» en la de Padín y su sobrino, indicando que «la causa más probable» de la parada del motor sería el vuelco del barco, al contrario de lo que defendió. Padín.

Los expertos también dudan de cómo se liberó el segundo bote salvavidas de Pitanxo. Padín siempre sostuvo que, cuando dio la orden de abandonar el barco, fue a ayudar a inflar y llegar esta embarcación, dejando a cargo de ella al primer oficial, para luego ir a soltar la otra balsa, a la que abordó.

Sin embargo, los expertos dudan ahora de si este aro salvavidas se desenganchó manualmente o si se soltó del Pitanxo cuando la embarcación se hundió. Recordemos que esa embarcación fue encontrada vacía y, según la investigación, se confirma que “ningún tripulante” abordó en ella.

Actualmente, la investigación también apunta al armador del barco, Grupo Nores de Marín (Pontevedra), por las condiciones que tendrían los marineros a bordo. En concreto, dos hombres que formaron parte de la tripulación del Pitanxo en viajes anteriores aseguraron al juez que nunca realizaron simulacros de incendio ni de evacuación y que casi no tomaron descansos.

Kwesi dijo palabras similares en aquel entonces. Además, los mensajes de WhatsApp de los fallecidos revelaron las pésimas condiciones en las que vivían, con varias personas contagiadas de Covid trabajando en el barco. Esto se puede corroborar porque siete de los nueve cadáveres encontrados (12 cadáveres nunca aparecieron) tenían rastros de este virus.

TRIBUTO

Dos años después de la tragedia, los familiares de las víctimas organizaron un homenaje en la localidad pontevedresa de Marín, en memoria del fallecido. Tendrá lugar el sábado 17 de febrero, a partir de las 11:30 horas junto a la placa conmemorativa instalada en el Paseo Alcalde Blanco.

Sin embargo, este no es el único homenaje que se rinde desde el siniestro, ya que el año pasado estas placas se instalaron en todos los lugares donde vivieron los marineros que perdieron la vida en la ‘Villa de Pitanxo.

Entre otros, cabe recordar también que en marzo de 2022 los Reyes de España, Felipe y Letizia, viajaron a Marín para acompañar a las familias en un funeral en memoria de sus seres queridos.