España obtiene la peor nota en pobreza infantil de la Unión Europea, según Unicef

España obtiene la peor nota en pobreza infantil de la Unión Europea, según Unicef

MADRID, 6 de diciembre (EUROPA PRESS)-

España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de pobreza infantil, un 27,8%, si se tienen en cuenta los datos más recientes de renta de 2021, según el informe ‘España: pobreza infantil en medio de la abundancia’, elaborado por Unicef ​​​​​​con base en la Libreta de Calificaciones 18 de su Oficina de Investigación.

El documento indica que, además, si se tienen en cuenta las privaciones materiales y la pobreza subjetiva, además de la pobreza monetaria, España estaría entre los peores puestos en pobreza infantil entre 2019 y 2021 entre los países de renta alta.

En concreto, España ocuparía el puesto 36 entre 39 países de la UE y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), colocándose sólo por encima de Reino Unido, Turquía y Colombia, con una tasa del 28%.

Respecto a la evolución de la pobreza infantil, el informe de Unicef ​​alerta de que algunos de los países más ricos del mundo registraron fuertes aumentos de la pobreza infantil entre 2014 y 2021, mientras que la tasa de España mejora con una reducción del 4%.

Aunque en este sentido España ocupa el puesto 22 en cuanto a avances en pobreza infantil, el informe alerta de que está “entre los países que partieron con tasas elevadas de pobreza infantil y cuyos datos no muestran una mejora significativa, aunque se mantienen relativamente estables”. .

En este sentido, el presidente de Unicef ​​España, Gustavo Suárez Pertierra, calificó de «inaceptable» que en 2023 España tenga esta tasa de pobreza infantil y llamó a «no buscar en otro lado la situación de ningún niño que no disfrutar de condiciones de vida dignas.»

En cuanto a los avances en la lucha contra la pobreza infantil, el informe global refleja que entre todos los países analizados, esta se redujo una media del 8% en los siete años indicados, lo que supone que hay alrededor de seis millones de niños menos en esta situación.

En este sentido, cabe destacar que Polonia y Eslovenia son los países que mejor combaten la pobreza infantil, con una reducción superior al 30%, mientras que algunos de los países más ricos se quedan atrás, como Francia y Reino Unido.

NIVELES DE INGRESOS Y PERSISTENCIA

Por otro lado, el estudio de Unicef ​​señala que la pobreza infantil no depende excesivamente de los niveles de renta de los países, ya que, por ejemplo, España y Eslovenia tienen niveles de renta por habitante similares pero el primero tiene una tasa del 28%. y el primer 10%.

Asimismo, investiga la pobreza infantil persistente -dos o más años- y señala que España es el cuarto país con mayor porcentaje de los países europeos analizados: un 20% en el periodo comprendido entre 2017 y 2019.

Desagregando la pobreza en relación con carencias materiales y sociales graves -no poder comprar al menos 7 de los 13 productos o servicios a nivel doméstico y personal-, advierte que en 2022 esta tasa fue del 10,3%, situando a España en el sexto lugar en la clasificacion . en la UE, empatada con Francia y por debajo de Rumanía, Bulgaria, Hungría, Eslovaquia y Grecia, mientras que en Finlandia o Eslovenia esta tasa es inferior al 2%.

Asimismo, en el ámbito de privación material infantil –no poder pagar al menos 3 productos o servicios de forma individual o en el hogar– España tiene una tasa del 19,7%, de nuevo lejos de Filando o Suecia, que tienen tasas más bajas. %.

¿QUÉ NIÑOS ESTÁN EN POBREZA?

Según el informe, las familias inmigrantes están especialmente expuestas a la pobreza en toda Europa. En concreto, en España, la tasa de pobreza infantil se eleva al 70% cuando ambos padres son extranjeros, casi el triple que cuando ambos padres son españoles.

El documento también advierte que en toda Europa los niños de la comunidad gitana sufren cifras muy elevadas. En España, a falta de cifras oficiales, la Fundación Secretariado Gitano estimó la tasa de pobreza infantil en esta comunidad en un 89% en 2018, triplicando también la tasa general.

Además, los niños que viven en hogares con un solo adulto, especialmente una mujer, están especialmente expuestos a la pobreza, señala el informe, que también señala que en España hay diferencias en las tasas de pobreza infantil de más del doble entre las distintas comunidades autónomas.

ESTA LEGISLATURA, “UNA NUEVA OPORTUNIDAD”

“El problema de la pobreza infantil en España es estructural y debe abordarse como tal. Su reducción es posible, pero es una decisión política. Hay que hacer un esfuerzo mayor y más rápido”, defendió Suárez Pertierra. Así, Unicef ​​ve esta nueva legislatura y el nuevo Ministerio de la Juventud y la Infancia como “una nueva oportunidad para acabar con la pobreza infantil”.

Para ello, llaman a ampliar las políticas de apoyo socioeconómico dirigidas a los niños y sus familias, la mejora del acceso a servicios esenciales, la ampliación de la cobertura de las medidas de conciliación y la garantía de la educación de 0 a 3 años, así como los avances para garantizar el acceso a una vivienda adecuada, e involucrar a los propios niños en el debate.

Asimismo, exigen el impulso de herramientas como la Garantía Infantil Europea, la aprobación de la Ley de Familia o el establecimiento de una subvención universal para la educación de los niños.