jóvenes, mujeres y personas con problemas de salud mental

jóvenes, mujeres y personas con problemas de salud mental

A través de sus 12 centros residenciales y espacios de departamentos, San Juan de Dios acogió a casi 4.000 personas sin hogar en 2021

MADRID, 9 de diciembre (EUROPA PRESS)-

La Orden Hospitalaria San Juan de Dios advirtió que los jóvenes, las mujeres y las personas con problemas de salud mental son “las nuevas caras de las personas sin hogar” que, tradicionalmente, eran representadas en el imaginario colectivo con el rostro de un hombre en calcetines -edad, droga adicto o alcohólico.

Como ha señalado actualmente la organización, el perfil no siempre está asociado a esta imagen, sino que está asociado a otros factores que afloran socialmente y contribuyen a la desprotección y vulnerabilidad, como la precaria empleabilidad de los jóvenes, la discriminación y la violencia de género. y violencia mental. problemas de salud.

Según el coordinador del área Social de San Juan de Dios en España, Salvador Maneu, hay algunos “indicadores alarmantes, ya que se trata de realidades emergentes que no pueden calificarse de transitorias, ya que hay un aumento constante de jóvenes que Necesidad de recursos en zonas residenciales, entre muchos otros, para poder afrontar el futuro.

Detrás de estas realidades se esconde una situación de precariedad laboral, un aumento insostenible de los precios del alquiler y una falta de tejido social sobre el que las instituciones y Administraciones Públicas «deben hacer una profunda reflexión y acordar un pacto nacional de amplio espectro que conecte esta oferta social y Soluciones estructurales más eficientes.

Ante esta problemática, FACIAM, una red solidaria formada por 11 entidades que pretende incrementar el impacto social en esta zona y de la que forma parte San Juan de Dios, decidió invertir en el proyecto Futuro&Co. Se trata de un proyecto de apoyo a jóvenes de entre 18 y 29 años con el objetivo de transformar una situación de vulnerabilidad en una oportunidad de futuro.

A través de ‘Futuro&Co’, estos jóvenes tienen acceso a una casa desde la que trabajarán los objetivos que ellos mismos, con el apoyo de profesionales, se han propuesto para proyectar su futuro. Dentro de la red FACIAM, forman parte cuatro centros de la Orden Hospitalaria: Abrigo San Juan de Dios y Santa María de la Paz en Madrid, Sant Joan de Déu Valencia y Servicios Sociales Sant Joan de Déu Barcelona.

Además, el aumento del sinhogarismo entre los jóvenes es una realidad que se da en toda España. Desde el Centro de Acogida San Juan de Dios, en Málaga, se ha producido un incremento en la llegada de jóvenes, menores de 33 años, a esta unidad en el último año. Algo similar ocurre en los Servicios Sociales de San Juan de Dios, en Sevilla, donde la oferta de servicios incluye comedores sociales, servicios de higiene o servicios sociales, y también se ha detectado un aumento de jóvenes que solicitan acceso a estos servicios.

FACTORES DERIVADOS DEL GÉNERO

Las mujeres sin hogar son uno de los colectivos más vulnerables, ya que en la mayoría de los casos sufren una triple exclusión: por no tener hogar, por ser mujeres y por ser víctimas de violencia. En relación al número de hombres que duermen en la calle, el número de mujeres es mucho menor.

Sin embargo, este número aumenta significativamente, como lo confirma el uso de los recursos puestos a disposición de este colectivo. En el Centro de Acogida San Juan de Dios de Málaga explican que el número de usuarios de los servicios de ducha y lavandería es más del doble que hace un año. En Barcelona, ​​la presencia de mujeres aumenta significativamente en los recursos residenciales de medio y largo plazo, representando ya el 25% de las personas atendidas.

Aun así, faltan datos sobre las mujeres que se encuentran sin hogar pero no viven en la calle, por lo que es una realidad latente pero oculta, según la organización.

«Las mujeres sin hogar se invisibilizan. Las mujeres sin hogar son una situación de sin hogar con particularidades, a esta situación hay que sumar que muchas de ellas han sufrido abusos, violencia de género, tienen miedo de perder la custodia de sus hijos», afirmó Salvador Maneu.

Por ejemplo, el 60% de las usuarias atendidas en el Centro de Inclusión Residencial La Llavor de Barcelona, ​​dedicado específicamente a mujeres sin hogar, sufrieron violencia machista. En este sentido, Maneu indicó que “son necesarios apoyos estables y recursos con perspectiva de género, teniendo en cuenta los factores interseccionales que agravan la vulnerabilidad de estas mujeres”.

SIN HOGAR Y SALUD MENTAL

Las personas sin hogar que además padecen una enfermedad mental requieren una atención integral y altamente especializada. Pero también existe, cada vez más, el hecho de que sufrimos problemas de salud mental como resultado de la falta de vivienda.

San Juan de Dios puso en marcha a principios de 2023 el Centro Errondo Gure Etxea en el Hospital San Juan de Dios de San Sebastián, un centro innovador que tiene como objetivo dar atención integral a personas sin hogar y con problemas de salud mental. Las instalaciones cuentan con una residencia de 30 plazas, que incluye una unidad independiente para mujeres en situación de grave exclusión, así como un centro de día con 24 plazas. Este dispositivo ofrece cobertura social y de salud mental a personas sin hogar y con discapacidad personal, relacional y de salud grave, así como apoyo diseñado para promover su inclusión y autonomía personal.

Además, San Juan de Dios puso en marcha en 2015 una residencia en Cataluña para personas sin hogar con trastorno mental, con 30 plazas en Lleida y el Parc Sanitari SJD. El programa ESMES tiene más de 15 años de funcionamiento, dirigido a personas con problemas mentales y trastornos mentales graves que viven en la calle o en centros residenciales de San Juan de Dios o en la red de atención específica.